7 casos de robo de energía en el exclusivo condominio Castellana Campestre

10 de enero de 2024Atlántico

Un nuevo operativo contra el robo de energía fue realizado por parte de la empresa Air-e en el condominio Castellana Campestre, en inmediaciones del sector de Buenavista al norte de Barranquilla, en el cual se detectaron 7 casos.

El procedimiento se llevó a cabo en la calle 104 con la carrera 51B, donde había dos líneas directas, un medidor frenado, un puente externo en bornera y tres medidores tenían error en la medida, lo que constituye en una evasión en el pago real del consumo de energía.

El monto de la Defraudación de Fluidos es del orden de 37 millones de pesos mensuales y los responsables evadían parte del pago de los impuestos de alumbrado público y tasa de seguridad.

Sobre el particular, el gerente de Servicios Jurídicos de Air-e, Fermín de la Hoz Torrente indicó que este condominio está en una zona exclusiva de estrato 6 al norte de la ciudad, conformado por 76 predios.
Las casas en las que se detectó hurto de energía fueron: casa 13, casa 25, casa 29, casa 47, casa 54, casa 68 y casa 76.
Este operativo se adelantó producto del equipo de trabajo que ha hecho la compañía con esta propiedad horizontal, lo que permitió la detección del fraude y la disminución del consumo de las áreas comunes.

Lo anterior contrasta con algunas propiedades horizontales que se niegan a trabajar mancomunadamente con Air-e y, por el contrario, se oponen a permitir el ingreso a los edificios para adelantar revisiones y normalizar el consumo de energía.

“Rechazamos este tipo de fraudes que afectan la calidad del servicio de energía, representa un latente atentado contra la vida y la integridad de las personas que la realizan, de las personas que se benefician y de los usuarios que de manera legal están conectados a la red. Así mismo, atenta contra la estabilidad financiera del prestador del servicio de energía y afecta económicamente a los usuarios”, dijo Fermín De la Hoz Torrente, gerente de Servicios Jurídicos de Air-e.

Es importante tener en cuenta que el robo de energía es un delito y eso conlleva a procesos penales por lo que los responsables se exponen hasta a 72 meses de prisión y multas de 150 salarios mínimos legales mensuales vigentes por incurrir en el delito de Defraudación de Fluidos, explicó.

La empresa Air-e, en conjunto con la Policía Nacional y la Fiscalía General de la Nación, agradece las denuncias que están siendo realizadas por los usuarios que responsablemente pagan el consumo del servicio de energía, las cuales han ayudado a actuar contra los delincuentes que, en perjuicio del resto de usuarios, siguen intentando cometer este delito.

A la fecha, Air-e lidera con la Fiscalía cerca de 550 investigaciones penales por hurto y Defraudación de Fluidos. Han sido capturadas 183 personas por este delito y Concierto para Delinquir.

Comentarios de Facebook
" "