Carlos Caicedo: «Se robaron descaradamente las elecciones frente a toda Colombia»

12 de enero de 2024Magdalena

Carlos Caicedo, el exgobernador del Magdalena que renunció a su cargo para hacerle campaña a Jorge Agudelo en Santa Marta -quien perdió en el escrutinio-, habló con CAMBIO sobre la pérdida de su candidato predilecto y lo que viene para Fuerza Ciudadana. ¿Se lanzará a la presidencia en 2026?

Por: Claudia Quintero

Carlos Caicedo Omar renunció a la Gobernación del Magdalena cuando faltaban 12 días para las elecciones regionales del 29 de octubre. Su propósito estaba claro: hacerle campaña política abiertamente a Jorge Agudelo, el candidato de su Partido Fuerza Ciudadana para la Alcaldía de Santa Marta.

Pese a que Agudelo se mostró como el candidato ganador con un 39,77 por ciento de los votos, en el escrutinio resultó Carlos Pinedo Cuello como alcalde de Santa Marta. Con esto, Caicedo se quedó sin su candidato en la capital del Magdalena.Carlos Caicedo Omar renunció a la Gobernación del Magdalena cuando faltaban 12 días para las elecciones regionales del 29 de octubre. Su propósito estaba claro: hacerle campaña política abiertamente a Jorge Agudelo, el candidato de su Partido Fuerza Ciudadana para la Alcaldía de Santa Marta.

Pese a que Agudelo se mostró como el candidato ganador con un 39,77 por ciento de los votos, en el escrutinio resultó Carlos Pinedo Cuello como alcalde de Santa Marta. Con esto, Caicedo se quedó sin su candidato en la capital del Magdalena.

En conversación con CAMBIO, Caicedo habla de cómo recibió la colectividad la pérdida de la Alcaldía de Santa Marta, de lo que viene para Fuerza Ciudadana y de sus proyectos políticos. Señaló que no espera estar en el gabinete del presidente Gustavo Petro, de quien es cercano y a quien respalda, y dejó abierta la posibilidad de ser candidato presidencial en 2026.

CAMBIO: ¿Qué balance puede hacer de su paso por la Gobernación del Magdalena?
Carlos Caicedo: Estos cuatro años han sido de entregarle resultados al pueblo del Magdalena, especialmente en las áreas de educación, salud, agua y servicios. Así como en vías, trabajo y en el mejoramiento de la calidad de las instituciones del departamento y en la calidad de la democracia. Nuestro Plan de Desarrollo se basaba en cuatro grandes revoluciones: la social, la ambiental, la productiva y la institucional. Eso se ejecutó en más de un 90 por ciento, con cerca de 967 resultados que honraron la promesa de cambiar el Magdalena. Eso es verificable en que el Dane, por ejemplo, evaluó que nosotros tuvimos el segundo departamento en el ranking nacional que más redujo la pobreza, y en el Caribe el primero. Pasando de más o menos 31,6 por ciento de Índice de Pobreza Multidimensional (IPM) en 2019 a 23 por ciento en 2022.

También mejoramos la medición del Desempeño departamental que hizo el Departamento Nacional de Planeación (DNP). Pasamos de 64,7 en 2020 a 70,2. Bajamos la tasa de analfabetismo y aumentamos la cobertura de Educación Superior, que la encontramos en 2019 en 26 por ciento y en 2022 la dejamos en más del 34 por ciento, según datos del Ministerio de Educación. Tuvimos varios proyectos para mejorar la educación en la zona, como Todos al Colegio, Yo sí Cambio Todos Alfabetizados, entre otros. Diseñamos seis sedes universitarias subregionales.

CAMBIO: ¿Cómo le sentó al Partido Fuerza Ciudadana la pérdida de las elecciones en Santa Marta?
C.C.: Por supuesto, muy mal. Evidentemente, se robaron descaradamente las elecciones frente a toda Colombia. Es decir, si se revisa, se encuentra que se inhabilita a la candidata que el partido inscribe en el límite del periodo, para que el partido no pudiese inscribir otro candidato. Pero antes del cierre de la hora de inscripción, se acudió a la Registraduría y Jorge Agudelo alcanza a entregar todos los documentos. Aún así, el señor Vega (Alexander Vega, el registrador nacional) no le da la orden al registrador seccional, al delegado, para que siente esa inscripción. A pesar de que ya había sido revocada la candidata del partido y automáticamente se adquiere el derecho de inscribir otro candidato.

El Consejo Nacional Electoral (CNE), de manera absurda y violando el debido proceso, otorga un derecho de aclaración a quienes habían demandado la inscripción. Con lo cual no queda en firme la decisión para que no se pudiera inscribir otro candidato. Esa es una estrategia de lo más burda para impedir la inscripción. Aún así, por una orden judicial se refrenda esto de haber llegado dentro de la fecha límite y Jorge Agudelo finalmente se puede inscribir y se tiene un periodo de 12 días para hacer campaña. Yo, indignado por esto que pasaba, renuncié a la Gobernación para poder defender la democracia lesionada en el territorio, porque no es solo que impidan que se inscriba un candidato, sino que además es el partido de gobierno y la gente tiene derecho a aprobarlo o reprobarlo en las elecciones, no es el CNE ni la Registraduría las que pueden abrogarse de manera antidemocrática. Aún con doce días, se hace campaña y se gana. Aún ganando las elecciones, se las roba una comisión escrutadora.

CAMBIO: ¿Por qué dice que las elecciones se roban en el escrutinio?
C.C.: Es que el resultado de las elecciones es que nosotros ganamos. Entonces, en el conteo y en el escrutinio ganamos. Luego viene un escrutinio municipal y ellos duran 15 días en ese proceso de escrutinio, haciendo una operación tortuga para encontrar a un magistrado o un juez que revocara la decisión de inscripción y ya cuando sucede, ya es lo que se llama en derecho un hecho superado. Porque tú no puedes revocar cuando ya se ha dado la votación. Es decir, el pueblo ya se había pronunciado. Por una decisión que afecta una inscripción, que ya es un hecho superado, atentan contra un proceso electoral y eso lo hace la comisión escrutadora sin que ni siquiera la orden del magistrado sea que se revoquen las elecciones, sino que se revoque la elección. Es evidente que esto que hicieron las familias políticas tradicionales mezclados con sectores que claramente son mafiosos, lo que hacen es que violentan la democracia en Santa Marta y tienen como propósito meterle mano a los recursos que nosotros hemos cuidado en la ciudad.

Eso nos parece lesivo para la democracia, así que vamos a seguir acudiendo a todas las instancias nacionales e internacionales, para recuperar lo que por derecho nos corresponde, más que a Fuerza Ciudadana, al pueblo de Santa Marta.

CAMBIO: Conociendo los resultados de las elecciones en Santa Marta, ¿se arrepiente de haber renunciado a la gobernación?
C.C.: Los resultados los tuvimos. Ganamos las elecciones. Lo que pasa es que por esta actuación ilegal e irregular del CNE y de parte del equipo del exregistrador y de distintos delegados que corresponden a partidos tradicionales, expertos en comprar y vender votos, en robarse las elecciones. Igual se logró ganar la Gobernación del Magdalena a pesar de la campaña de corrupción. Entonces, yo no me arrepiento de todas las luchas que hemos dado desde la época de la Universidad del Magdalena. No es la primera vez que ocurren este tipo de cosas.

CAMBIO: Exgobernador, usted tiene investigaciones en la Procuraduría y en la Fiscalía, ¿Cómo van estos procesos, cree que han sido decisiones políticas antes que jurídicas?
C.C.: Yo he tenido que enfrentar una suma de cerca de 188 procesos penales que la Fiscalía a lo largo de muchos años nos ha estructurado. Pero fíjate, ¿quiénes ha sido los denunciantes? Las mismas familias que derrotamos en las elecciones como el clan Díazgranados, o los Cotes, y así como ellos otros clanes tradicionales. Por ejemplo, lograron que el presidente Duque no girara recursos más allá de lo que correspondía a las regalías. Muchos han sido procesados y condenados por temas relacionados con el paramilitarismo. Ellos son los principales denunciantes en Procuraduría, Fiscalía y Contraloría. Ahora bien, son los que nombran fiscales seccionales, procuradores delegados, inclusive contralorías. Esos sectores son los que votan en el Congreso por esos puestos. Siempre hemos demostrado nuestra conducta pegada a la Constitución y a la ley. Incluso, cuando hemos encontrado problemas de corrupción, los hemos entregado a los entes de control.

CAMBIO: ¿Qué proyectos políticos tiene? ¿Y qué esperan lograr con el Partido Fuerza Ciudadana?
C.C.: Yo tengo un proyecto de cambio claro. Creo que uno de los problemas principales es la pobreza y la desigualdad del país, porque esto da pie a otros problemas. Me parece que hay que concentrar toda la energía y los recursos en este problema al tiempo que nos dedicamos a resolver los demás. Esa superación de la pobreza pasa por la superación de las mafias, que se han estructurado en el Estado y en la extrema derecha, que tiene una visión mezquina de lo que tiene que hacer el Estado por la población. Entonces, estamos fortaleciendo nuestra capacidad de obtener resultados en la gestión territorial y en el modelo de desarrollo que hemos implementado. Ahora estoy adelantando un doctorado en Europa y fortaleciendo el dominio de otros idiomas y en mirar otras experiencias exitosas en materia de salud, educación, energía, entre otras, en otras partes. Esto para cualificar nuestro trabajo en Colombia, para ponerlo al servicio de las causas del cambio en nuestro país. Porque es necesario que así como la derecha, que gobernó por más de 200 años en el país, los proyectos alternativos tengan espacios y el tiempo suficiente para demostrar su validez y capacidad de cambiar.

CAMBIO: ¿Estaría dispuesto a estar en algún ministerio en el gobierno del presidente Petro?
C.C.: Ya yo organicé unos planes para este año y al gobierno del presidente Petro ya llevamos varios años respaldándolo, así como sus reformas y la necesidad de que Colombia transite de este centralismo, que estrangula el desarrollo de los territorios, a un sistema federal de Gobierno. No tenemos una preocupación de estar dentro del gabinete del presidente, tampoco estamos reclamando que así sea y lo apoyamos desde afuera.

CAMBIO: ¿En 2026, buscará de nuevo ser candidato a la Presidencia?
C.C.: Lo que estamos haciendo es fortalecer el partido. Se ha planteado que el partido va a hacer una comisión el próximo año que evaluará si estamos en las condiciones para hacerlo. Yo sí creo que Colombia tiene que avanzar hacia un cambio estructural y restituir la justicia social en el país, tras cerca de 200 años de gobiernos de la derecha. Pero, si me haces esta pregunta en unos meses, te la responderé categóricamente.

CAMBIO: ¿Cuál es la dificultad para que la izquierda se una para las elecciones de 2026?
C.C.: La derecha históricamente ha sido una tradición, porque están en juego sus intereses medidos en inversiones, patrimonios y posiciones de poder. Lo que le ha pasado a los sectores de izquierda es que han estado más en el movimiento social y aquí hay diversidad de proyectos políticos alternativos. No se ha sido Gobierno, salvo en contadas excepciones, así que se necesita más madurez. Yo espero que esta experiencia del Gobierno Nacional conduzca a que en estas elecciones prime la unidad abierta y generosa. Porque no se puede pretender que alguien se una si no le avisas en el tiempo adecuado. Por eso creo que hay que converger en materia de defender los logros del Gobierno. En la medida en que se tenga claro qué se defiende y qué se tiene por construir, va a ser mucho más fácil que se den los procesos de unidad.

Comentarios de Facebook
" "