El General Alarcón confirma brote de COVID-19 en la Policía de Barranquilla

18 de junio de 2020Barranquilla Judiciales Salud

El comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla confirmó la noticia dada a conocer en primicia por este medio de comunicación.

En la mañana de este miércoles el General Ricardo Alarcón Campos, comandante de la Policía Metropolitana de Barranquilla dijo en una entrevista radial que “un número superior a los 200, 227” miembros de la institución estarían contagiados de COVID-19, confirmando así lo que oportunamente habíamos informado en primicia el pasado 10 de junio de 2020.

TE PUEDE INTERESAR 

Brote de COVID-19 en la Policía Metropolitana de Barranquilla

Aunque esta noticia causó malestar a algunos oficiales y suboficiales de la institución quienes habrían generado un meme rotulando la información como FALSA, muchos de los uniformados que se exponen patrullando las calles a diario sin los elementos de dotación para su bioseguridad afirman que lo revelado por este medio es cierto.

Esperamos que el gobierno tome cartas en este asunto y garantice la dotación de bioseguridad a todo el personal policial y militar quienes al igual que los sanitarios también están en la primera fila de esta batalla contra la COVID-19 que por culpa de personas irresponsables está imparable en Barranquilla y el Atlántico.

 

Más de 250 policías contagiados con la enfermedad no son aislados en sitios adecuados para evitar la propagación 

Como reza el viejo refrán “en casa de herrero, cuchillo de palo”, así sucede en la Mebar en donde los encargados de vigilar y hacer cumplir a la ciudadanía los protocolos sanitarios para evitar la propagación de la COVID-19, el gobierno no les garantiza la protección de la salud ya que no los dota con los elementos necesarios de bioseguridad como exige en el decreto a los habitantes de Colombia.

“Nos exigen comparendos, pero nos movilizamos dos en una moto incumpliendo el distanciamiento a menos de 50 centímetros, tampoco nos dan los elementos necesarios de bioseguridad para atender los casos que nos reportan del CAD y nos toca lidiar con toda la ciudadanía.” Afirmo un efectivo policial que prefirió no revelar su identidad para evitar sanciones disciplinarias y persecución.

Esta falla, obliga a muchos de los uniformados a tener que comprar tapabocas, guantes, alcohol con glicerina, para evitar contagio y transmitir la enfermedad a sus hijos, su matrimonio y demás familiares que conviven en una misma casa de cualquier barrio de estrato bajo de la capital del  Atlántico donde  COVID-19, está en aumento cada día.

No son decenas, son centenas de policiales que se relacionaron con sus compañeros y la ciudadanía hasta cuando fueron informados que eran positivos para covid-19 según los resultados de las pruebas realizadas una semana antes a la notificación.

Aunque hasta ahora estarían confirmados y aislados en sus casas más de 200 Policías de la Mebar, sus compañeros creen que la cifra puede ser mayor porque ellos no tienen protocolos de bioseguridad y el gobierno tampoco se los suministra como debe hacerlo por ser funcionarios o servidores públicos.

El personal de la policía también está preocupado porque no les están realizando las pruebas y peor aún, a los patrulleros y suboficiales que salieron positivos y/o asintomáticos no los están aislando en lugares adecuados para la atención de pacientes de COVID-19, a pesar que conviven con sus hijos menores de edad y otros familiares en casas pequeñas o apartamentos.

Los patrulleros y suboficiales se encuentran adscritos a la SIJIN, Infancia y Adolescencia, Estaciones de Policía y varios CAI de la Mebar.

Comentarios de Facebook
" "