Habitantes del corregimiento de Arroyo Negro ya están conectados a la competitividad

Lo ‘negreros’ le dijeron adiós a los peligrosos arroyos que los llenaban de miedo y les impedían llevar sus cosechas o comunicarse de forma rápida y segura con el Luruaco y Repelón. Las obras del gobernador Eduardo Verano siguen llevando competitividad y mejor calidad e vida a los atlanticenses.

En 92 % avanzan las obras de la Gobernación del Atlántico en la nueva vía de 5 kilómetros que conecta al corregimiento Arroyo Negro, del municipio de Repelón, con la vía La Cordialidad.

“Arroyo Negro va tener una vía estupenda, amplia y segura, una conexión al desarrollo y la competitividad que tanto anhelaban sus habitantes. Además, quienes se transporten por ella cuentan con un paisaje espectacular”, expresó el gobernador Eduardo Verano durante su reciente visita de inspección a los trabajos que deben terminar en las próximas semanas.

La vía de acceso principal al corregimiento Arroyo Negro hace parte de la red vial que se viene desarrollando el departamento del Atlántico, con 300 kilómetros  de vías nuevas y ampliadas durante las dos administraciones del gobernador Eduardo Verano.

“El impulso a la infraestructura vial ha sido maravilloso, al lograr la interconexión entre los municipios y corregimientos, con vías terciarias,  secundarias y principales de primer orden”, comentó la secretaria de Infraestructura departamental, Mercedes Muñoz.

Agregó que una parte de la vía está construida en pavimento rígido y otra en asfáltico, con obras de drenaje, protección y señalización respectiva. “Invertimos $9.000 millones en su ejecución y es sin duda un avance muy importante para el corregimiento y un impulso más al desarrollo del centro y sur del Atlántico. Ahora los niños del corregimiento pueden tener acceso a su colegio sin peligro, y los maestros llegan a dar sus clases con seguridad y a tiempo”.

La funcionaria destacó al finalizar el presente año el departamento tendrá 555 kilómetros totales  de vías pavimentadas. “Somos el departamento mejor interconectado del país, cada vez podemos llegar a más lugares con acceso digno y seguro, mejorando nuestra productividad y competitividad”.

El coordinador del Centro Educativo Arroyo Negro, Alejandro de las Salas, resaltó los beneficios de la nueva vía para la comunidad educativa.

“Esta obra nos ha favorecido mucho porque se han acortado los tiempos de desplazamiento desde la vía La Cordialidad hasta el corregimiento, antes eran más de 10 minutos que tardábamos en llegar por una trocha que era muy peligrosa, y cuando llovía no se podía pasar. Ahora solo tardamos 5 minutos en llegar al colegio y es un trayecto mucho más seguro para todos. Yo viajo desde Barranquilla y algunos compañeros desde Sabanalarga y el cambio es total”, dijo.

Indicó también que los estudiantes de grados 10 y 11 que debían ir hasta el municipio de Luruaco a recibir sus clases, ahora lo hacen de forma rápida y con total seguridad.

“Antes los niños no podían ir a clases porque había mucho barro y no se podía transitar, ahora ya llegan fácil. Los pasajes para transportarse ahora son más económicos  y los campesinos podemos llegar seguros y sin gastar tanto tiempo hasta La Cordialidad para llevar nuestros productos, lo que nos baja los costos y agiliza su comercialización”, explicó el habitante de Arroyo Negro, José Pérez.

Como una vía “maravillosa” califica la señora Ruth Pérez a la nueva vía. “En 53 años de nacida no había podido ver algo tan bello como esta vía que nos ha cambiado la vía. Estoy feliz porque lo que yo no pude tener de niña sí lo están disfrutando mis nietos, al tener una vía pavimentada”.

Y señaló que la zozobra que tenían por los arroyos ha desaparecido “Nos tocaba estar muy pendientes de los niños al lado del camino para que no pasaran cuando llovía por los arroyos peligrosos que pasan por el corregimiento. Sabemos que nuestros niños van y vienen sin peligro que un arroyo se los vaya a llevar. Además, el camino ya estaba muy angosto por la erosión y las motos podían salirse. Ahora transitamos todos por una vía pavimentada, segura y confiable”.

Para Magen Cantillo su pueblo vive ahora una transformación que les permitirá mejorar su vida y economía.

“Los ‘negreros’ sufríamos especialmente en época de lluvia por los fuertes arroyos, lo que hacía muy peligroso transitar, especialmente para los niños, y hasta a las motos había que quitarle los guardafangos para moverse por el barrial y poder llegar a Luruaco. Pero ahora uno viaja en moto, carro o bicicleta y con tranquilidad. Los agricultores realmente son también grandes beneficiados con esta nueva vía al poder transportar sus productos y venderlos”.

Esta vía hace parte de las 400 obras que impulsa el gobernador Eduardo Verano en todo el departamento, como parte del Plan de Desarrollo ‘Atlántico Líder’ 2016-2019.

Previous Article
Next Article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

#siqueremospodemos

A %d blogueros les gusta esto: