La mala jugada de Petro al Magdalena

22 de enero de 2023Magdalena

Para lograr el éxito en el Magdalena, la contienda política no fue fácil, considerando que esta región políticamente hablando, es tradicionalista bajo la doctrina sociopolítica liberal, conservadora y posteriormente uribista, de ultraderecha que incluye el poder de las armas con los grupos al margen de la ley representados en el paramilitarismo.

Gustavo Petro logró un total de 302. 439 votos que equivalen al 60.22% contra 191.500 votos de Rodolfo Hernández, que corresponden al 38.13% de los sufragantes en el Magdalena. Estos resultados electorales del 2022 en esta región del país, hicieron posible que el candidato del Pacto Histórico, derrotará a su inmediato oponente, representante de la maquinaria política y de la tradición uribista en toda colombia.

Los resultados en el Magdalena, fueron un reflejo del total general de todo el país que en esta oportunidad, despertó y no comió cuente de una colombia socialista en manos de la izquiierda con el poder de un guerrillero que nos convertiría en un Estado Castro Chavista.

Pero para lograr el éxito en el Magdalena, la contienda politica no fue fácil, considerando que esta región politicamente hablando, es tradicionalista bajo la doctrina sociopolitica liberal, conservadora y posteriormente uribista, de ultraderecha que incluye el poder de las armas con los grupos al margen de la ley representados en el paramilitarismo.

En este panorama, se abrió camino Carlos Caicedo y su grupo político Fuerza Ciudadana, quien le demostró al Magdalena que si es posible derrotar a los clanes políticos tradicionales y que se puede proyectar un gobierno netamente alternativo, incluyente y equitativo que desarrolla programas sociales de salud, educación, recreación, obras de infraestructura, cultura y deportes, pensando en la gente y para la gente. Se logró y fue posible primero como rector de la Universidad del Magdalena y Luego como alcalde de Santa Marta.

Este ideal político fue el que presentó al Magdalena y fue el que hizo posible ser elegido gobernador de este departamento, ejecutando cabalmente su plan de desarrollo.

Pero también logró ganar la confianza de un pueblo que reventó las cadenas del temor político y le hizo despertar de una larga pesadilla de yugo de gobiernos tradicionales. De esta forma abrió el paso para generar una nueva mentalidad, un nuevo pensamiento progresista inclusivo y social y hacer renacer la esperanza del pueblo.

Allanado el camino en el Magdalena y con la convicción de un acuerdo político que le devolviera al departamento lo que la clase política le arrebató, se hizo un acuerdo entre Fuerza Ciudadana y el Pacto Histórico para apoyar a Gustavo Petro poder llegar a la Presidencia de la República de Colombia. En tal sentido el Magdalena cumplió. El acuerdo entre otras puntos, era apoyar con recursos el proyecto del Plan Maestro de Acueducto y Alcantarillado para Santa Marta; municipios del Magdalena y devolver el manejo administrativo de la salud en poder de la Supersalud con el Hospital Julio Méndez Barreneche y la ESE Alejandro Prospero Reverend, así como La Essmar ESPD.

De estos compromisos, a duras penas y bajo una fuerte presión social, el Presidente Petro, apenas si pudo cumplir en el tema administrativos de la salud, pero no en el plan maestro de acueducto y alcantarillado, quien después de sus falsas promesas, dijo abiertamente que el gobierno nacional no aportará un solo peso para erradicar tan grave problema en Santa Marta. Petro mintió a samarios y magdalenenses.

Así sucedió igualmente con la Essmar ESPD, Petro hizo convenio político con el alcalde de Medellín Daniel Quintero Calle, aspirante a la Presidencia de la Republica y le entregó el manejo de la empresa de acueducto y alcantarillado de Santa Marta, gerencia que a la fecha le ha quedado grande a la EPM por desconocer el sistema de esta capital.

De esta manera, Gustavo Petro, no solo, le quedó mal al Gobernador Caicedo, también lo hizo con Fuerza Ciudadana, rompiendo el pacto político e incumpliendo a todos los samarios de ven solucionado de manera definitiva tan anhelado sueño de agua potable eficiente, oportuna y de buena calidad.

Al distrito samario y al Departamento del Magdalena, le corresponden ahora asumir una deuda súper millonaria, pues con recursos propios de estos Entes territoriales, se buscan los recursos para iniciar las obras del plan de abastecimiento de agua potable.

Entre tanto, Petro continúa con sus maquinaciones políticas para continuar rompiendo el pacto con el Magdalena, queriendo llevar candidato propio a la Gobernación y apoyar con la política y clanes tradicionales un candidato a la alcaldía samaria. Se habla incluso de recursos que para los dos candidatos cuentan con un apoyo de cuatro billones de pesos y nombres de personas cercanas al corazón de Petro; del M-19 y de la clase política tradicional de Santa Marta y Magdalena.

Foto: Cortesía La República

Comentarios de Facebook
" "