Ministerio de Educación oficializa a Carlos Jaller como rector de Unimetro

La Universidad Metropolitana de Barranquilla, una de las pioneras en la educación superior en el campo de la medicina, tiene como rector nuevamente a Carlos Jaller Raad, quien regresó a tomar las riendas del alma mater luego de un presunto desfalco que al parecer habría cometido el ex rector de la universidad, Juan José Acosta ocio y el representante legal de la corporación, Alberto Enrique Acosta Pérez., quienes hoy en día están cobijados con medida de aseguramiento. Así lo confirmó el mismo rector en una rueda de prensa realizada en las instalaciones de la UniMetro.

«Aquí estoy en la Universidad Metropolitana . La que dirigí hace dos años con lujo de detalles en cuanto a la academia, la investigación científica, la acreditación, la infraestructura y el incremento de estudiantes» afirmó el rector de la institución.

Además, Jaller Raad explicó que la situación en la que encontró la Universidad Metropolitana de Barranquilla es realmente preocupante.

Desde sobregiros en las cuentas bancarias de la universidad, hasta la salida de aproximadamente mil estudiantes debido a los problemas que rodearon la institución.

El hoy rector explicó que trabajará para potenciar la institución en sus bases misionales y diseñar los planes estratégicos necesarios para atraer a muchos más estudiantes llegada a la universidad y devolver esa vocación de pionera en la educación de los futuros profesionales de la salud de la región Caribe.

Cabe destacar que también estuvo presente en la rueda de prensa el doctor Javier Cuartas Jaller, quien viene fungiendo como director del Hospital Universitario Metropolitano de Barranquilla. Esta entidad también habría sido víctima de los malos manejos del cuerpo administrativo del entonces Juan José Acosta y Alberto Enrique Acosta, y se estima que las millonarias pérdidas superan los 15,000 millones de pesos.

Javier Cuartas, Director del Hospital Universitario Metropolitano de Barranquilla

«Encontramos un hospital totalmente quebrado, en el que lo único que estaba habilitado era la atención a urgencias médicas. También encontramos incumplimiento en los salarios de los trabajadores por más de un año y todas las cuentas bloqueadas. Además, debido a los desfalcos que hicieron los anteriores administrativos, se reportan pérdidas entre 15,000 y 20,000 millones de pesos según las auditorías realizadas por una empresa externa que está cargo de toda la investigación» señaló Javier Cuartas.

Se espera que la Fiscalía General de la Nación, tome cartas en el asunto para determinar la responsabilidad de Juan José Acosta y Alberto Enrique Acosta, como los presuntos responsables de el desfalco de una de las universidades más importantes de la ciudad de Barranquilla, y un hospital que brinda atención médica a miles de costeños y que debido a los malos manejos de dinero se quedó sin insumos médicos para la atención de los pacientes.

Previous Article
Next Article

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *