Parque Calancala: diversión e inclusión para 20.800 habitantes de 7 barrios

12 de diciembre de 2021Barranquilla

Durante inspección de obra en junio de este año, el alcalde Jaime Pumarejo dijo a la comunidad que el escenario estaría listo el 7 de diciembre. Promesa cumplida.

“Quisiera retroceder en el tiempo y ser uno de esos pequeños que ahora tendrá la fortuna de vivir días, tardes y noches de juegos en un escenario que tiene todas las condiciones para hacerlos felices”, confesó Álvaro Orozco, residente del barrio Chiquinquirá por 48 años, y quien ahora goza del recién recuperado parque que puso al servicio de la comunidad el alcalde Jaime Pumarejo Heins.

Mientras arreglaba el frente de su casa, “para no desentonar” con el nuevo escenario recreativo, Álvaro recordaba que cuando jugaba en la cancha era un espacio oscuro que llamaba a la inseguridad, por lo que hoy ve una “transformación increíble, de otro mundo”, expresó.

Ubicado en la esquina de la calle 47D con carrera 32, este es el parque recuperado número 243 en Barranquilla, por lo que la Administración distrital quiso hacer de él un lugar que enorgulleciera a sus vecinos.

El mandatario distrital cumplió una promesa adquirida con la comunidad el mes de junio del presente año, en la que decía que el 7 de diciembre se prenderían las velitas desde este popular sector de la ciudad, y así fue.

“Celebro que hayamos cumplido con la promesa que hicimos hace varios meses porque aquí estábamos cuando hablábamos de la necesidad no solo de recuperar este parque, sino de convertirlo en el parque más importante de este sector, que reivindicáramos una zona tan significativa para Barranquilla y que todos sus vecinos supieran que este parque no solo lo entregamos, sino que lo vamos a garantizar en su mantenimiento por los próximos 20 años”, indicó.

El alcalde Pumarejo reafirmó que el mantenimiento durante los próximos 20 incluye las zonas verdes y zonas duras, y señaló que será vital el acompañamiento de la comunidad. “Necesitamos de su ayuda también cuidándolo, haciendo buen uso de él y atendiendo los llamados de los guardaparques”, dijo.

 

Un lugar digno para el barrio

Son 13.555 metros cuadrados donde la oferta para sus visitantes es múltiple. “Las zonas para los niños son muy lindas y las canchas son espectaculares”, reconoció Álvaro, mientras contaba que el campo en el que jugaba con sus amigos no tiene punto de comparación con el actual. El Calancala ahora cuenta con una cancha múltiple y otra de fútbol en grama sintética.

La zona infantil quedó con 2 áreas, una para niños de 0 a 5 años y otra para menores entre 6 y 12 años. En ellas hay 10 juegos, incluido el castillo para los pequeños en condición de discapacidad.

El gimnasio biosaludable, con 20 equipos, también tiene máquinas especiales para esta población, 4, convirtiendo al parque en una zona inclusiva donde todos tienen la misma oportunidad de jugar y ejercitarse.

“Este parque no es un parque cualquiera, es la recuperación completa de un entorno, es devolverle a un espacio público completo la integralidad que merece un sector tan importante de Barranquilla. Seguimos con nuestro objetivo de recuperar más espacios públicos como este. La transformación de Barranquilla en los últimos 14 años se debe a que estamos trabajando con la comunidad, todos hacia un mismo objetivo. Estos momentos de alegría de nuestra gente los seguiremos viendo”, expresó el gerente ADI, Alberto Salah Abello.

Para Denis Liñán Rada, otra residente del sector, la entrega del parque deja gran satisfacción entre los vecinos porque antes era un espacio abandonado donde personas inescrupulosas cometían actos delictivos.

“Había mucha delincuencia, muchachos consumiendo drogas, pero ahora con esta prioridad vamos a tener un espacio para que los jóvenes se sientan más seguros. Será agradable que toda la familia pueda venir a hacer distintas actividades que se programan”, dijo.

El parque Calancala tiene incidencia y beneficia a los habitantes de los barrios Chiquinquirá, Montes, San José, San Roque, incluso a Lucero, San Isidro y Loma Fresca.

 

Con amplias zonas verdes 

De la extensión del ahora renovado parque Calancala, cerca del 45% son zonas verdes y paisajismo, una apuesta del alcalde Jaime Pumarejo, que trabaja junto a la comunidad para hacer de Barranquilla una verdadera biodiverciudad.

Siembra Barranquilla se encargó de ponerle el sello verde a este escenario que, además, tiene iluminación tipo led. En total fueron instaladas 124 luminarias en el parque, 12 en las canchas y 32 proyectores, que garantizan la buena visibilidad y seguridad en el sector.

El mobiliario consta de 34 bancas, incluidas las destinadas para personas en condición de discapacidad, 20 cubos y mesas para picnic.

Con rampas para el fácil acceso, los visitantes del parque también podrán disfrutar de una inmensa plazoleta multifuncional, de hermosos senderos, un quiosco y el servicio de baños.

En aras de inculcar la cultura ciudadana, el parque cuenta con canecas estratégicamente ubicadas para la buena disposición de la basura.

Comentarios de Facebook
" "