“Sin mujeres, no hay recuperación”: mensaje del BID para una mayor inclusión en el mercado laboral

16 de marzo de 2021Asamblea BID

Marcelo Cabrol, gerente de Sector Social del BID, destacó que durante la pandemia, las mujeres perdieron el doble de empleos que los hombres.

La jornada del Foro de Alcaldes cerró con el conversatorio El rol de la mujer en la reactivación de las ciudades, en el que participaron mandatarios de Argentina, Costa Rica, Colombia y representantes del sector privado.

Los invitados, Sivina Moschini, fundadora y directora ejecutiva de She Works,  Elsa Noguera, gobernadora del Atlántico; Martín Llaryora, Alcalde Córdoba (Argentina); Paula Vargas, vicealcaldesa de San José de Costa Rica (Costa Rica), destacaron como a través de programas y proyectos ejecutados en sus respectivas jurisdicciones han ayudado a las mujeres a mejorar sus condiciones laborales en medio de la pandemia.

La intervención inicial estuvo a cargo de Marcelo Cabrol, gerente de Sector Social del BID, quien destacó que durante la pandemia, 9% de las mujeres perdieron sus empleos, en comparación con los hombres, cuyo porcentaje fue de 4,55%.

Afirmó además que las industrias que más empleaban mujeres, hostelería, comercio al por menor y turismo, fueron las más afectadas por la crisis.

Frente a lo anterior, el BID ha planteado acciones para mitigar el impacto sobre la población femenina. “Sin mujeres, no hay recuperación. Desde el BID vamos a establecer incentivos financieros para las empresas empleen mujeres. Emplearemos instrumentos innovadores como bonos de impacto social y bonos de género e intensificaremos la formación en sectores futuro como la economía plateada, la economía naranja y los empleos verdes”, señaló.

La gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, vio en la pandemia una oportunidad ideal para reinventar la actividad económica de muchas mujeres en los municipios del departamento.

“Pusimos en marcha nuestra estrategia de reactivación económica: tu negocio a toda marcha, la cual permitió a las mujeres trabajar desde casa generando ingresos, por ejemplo, en la gastronomía, donde era común que nuestras mujeres obtuviesen cuantiosos recursos con ferias gastronómicas una o dos veces al año. A través de estrategias digitales pudieron hacerlo muchas más veces y generar más sustento para sus familias”.

El sector de artesanías, en el cual labora un cuantioso número de mujeres, también fue beneficiado por la Gobernación del Atlántico a través de insumos tecnológicos. Y aquellas que operaban microempresas recibieron créditos flexibles a través de Bancoldex.

“Todas estas mujeres pudieron seguir trabajando en la pandemia, pero debemos reconocer que todavía nos falta mucho por hacer para lograr mayor igualdad en ese aspecto”.

 

Autonomía e igualdad

Por su parte, la vicealcaldesa de Costa Rica, Paula Vargas, aseguró que, a través de programas de autonomía económica municipal, las mujeres han logrado sacar adelante sus proyectos productivos, aprovechando las herramientas digitales y capacitaciones.

“Hemos impactado a 400 mujeres, muchas de ellas afectadas por la pandemia, y hemos logrado empoderarlas para que puedan salir adelante”, dijo.

La mandataria resaltó que en la ciudad se han incluido mujeres en programas educativos para que puedan concluir exitosamente sus estudios de bachillerato, y posteriormente puedan acceder a formación superior.

El intendente de Córdoba, Martín Llaryora, enfatizó en la igualdad de roles que se han implementado en distintos programas que buscan la inclusión laboral de las mujeres.

“Eliminamos techos de cristal. Por ejemplo, capacitamos a mujeres para que manejaran camiones de basura. No hizo falta ninguna legislación para eso. Las mujeres también pueden cumplir eficientemente esos roles tradicionales masculinos. Estamos construyendo un centro de reciclaje para mujeres. La estamos dotando de maquinarias y tecnologías necesarias para que puedan convertir ese trabajo en un ingreso”, afirmó el Intendente.

La apuesta de Córdoba se centra en formalizar la actividad laboral de las mujeres, que en su mayoría se centra en comercios al por menor.

Silvia Moschini, fundadora y directora ejecutiva de She Works, manifestó la necesidad de que “el sector público y privado trabajen en conjunto. Las mujeres representan un buen negocio”.

“Ellas acceden a la mayor cantidad de posgrado, pero cuando van a buscar capital para sus proyectos no tienen la oportunidad. Hoy es el mejor momento de la historia para emprender y si le damos habilidades para que puedan desarrollar el conocimiento técnico que tienen, van a crear empresas exportadoras de productos y servicios variados”, puntualizó.

Comentarios de Facebook
" "