Vía libre para la continuidad del Corredor Biológico Guácharos- Puracé

16 de junio de 2020Colombia

Como parte de la unión de esfuerzos para consolidar proyectos enmarcados en las dinámicas de desarrollo local sostenible para la cuenca del río Magdalena, un grupo de entidades lograron la validación y registro del Corredor Biológico Guácharos – Puracé, iniciativa incluida en el proyecto REDD Huila, bajo modelos internacionales como el Estándar de Carbono Verificado (VCS, por sus siglas en inglés) y la Alianza para el Clima, la Comunidad y la Biodiversidad (CCBA, por sus siglas en inglés). Este proyecto tiene como objetivo reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) procedentes de la deforestación y la degradación del bosque, con actividades que integran un trabajo en conjunto con la comunidad.

El proyecto REDD Huila – Corredor Biológico Guácharos – Puracé surgió con la intención de darle continuidad a las acciones del proyecto Corredor Biológico, realizado en ese departamento entre 2002 y 2007. En ese momento, esa iniciativa consiguió la reforestación y protección del medioambiente, el impulso a modelos de conservación y producción sostenible, la institucionalización de la zona de proyecto como Parque Natural Regional y la creación de un primer fondo de apoyo a iniciativas productivas, entre otros logros.

La formulación del proyecto REDD Huila se alcanzó gracias al macroproyecto Preparedd Magdalena, liderado por Cormagdalena. Cuenta con apoyo técnico de ONF Andina y financiero del Fondo Francés para el Medio Ambiente Mundial (FFEM), cuyos recursos fueron supervisados por la Agencia Francesa para el Desarrollo (AFD). Entre 2010 y 2019, en esta iniciativa, que es apoyada por la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena (CAM) y la participación de la Gobernación del Huila, las alcaldías de Pitalito, San Agustín, Acevedo y Palestina y organizaciones comunitarias, se hicieron inversiones por 12.355 millones de pesos. Gracias a los buenos resultados del trabajo conjunto de todos estos actores desde 2010, se continuará con dichas alianzas.

El presidente de la República, Iván Duque Márquez, celebró el anuncio: “Agradecemos la participación de Francia al compartir experiencias, información y conocimientos en este proyecto, que busca garantizar el cuidado del principal recurso hídrico del país, que es el río Magdalena”, dijo el mandatario.

Por su parte, el director ejecutivo de Cormagdalena, Pedro Pablo Jurado, afirmó que “la continuación del proyecto no sólo es ejemplo del fortalecimiento de la relación entre los gobiernos de Colombia y Francia, sino también es una muestra del apoyo que esta nación europea ha tenido con todos los proyectos a lo largo del río Magdalena”.

Con el avance de REDD Huila se espera generar beneficios adicionales a la zona, en términos de protección de la biodiversidad y de los recursos hídricos locales y regionales, además de mejorar las condiciones de vida de alrededor de 1.100 familias. Para esto, se implementarán actividades de apoyo a la producción y comercialización de los principales sistemas productivos de la región, fortalecimiento de la gobernanza, monitoreo y control de la deforestación en el área del proyecto.

“Este proyecto genera valiosos aprendizajes para Colombia en el marco de su estrategia REDD+, principalmente por abordar la complejidad de suscribir acuerdos de conservación del bosque de manera individual con campesinos propietarios y poseedores de la tierra en el corazón del Macizo Colombiano”, afirmó Caroline Merle, directora ejecutiva de ONF Andina, entidad que soportó técnicamente el proceso de formulación, validación y registro del proyecto.

La estructuración del proyecto involucra de forma directa a 25.370,86 hectáreas del bosque, en las que se intervienen alrededor de 1.138 predios con mayor riesgo de deforestación, y donde se ejecutan actividades de conservación como la reconversión productiva, la creación de fondos rotatorios de crédito autogestionado, la instalación de cercas vivas, hornillas domésticas eco-eficientes, talleres de gestión de recursos, entre otros.

«Este proyecto muestra cómo pueden aplicarse los principales objetivos del Acuerdo de París sobre el Cambio Climático lo más cerca posible a los lugares y a largo plazo. Así, beneficiamos a los guardianes de la naturaleza, que son los campesinos y agricultores, gracias a sus esfuerzos y al apoyo de instituciones como Cormagdalena, la AFD y la ONF Andina», afirmó el embajador de Francia en Colombia, Gautier Mignot.

Por su parte, la directora de la AFD en Colombia, Myriam Bouslama destacó que “Estamos muy felices y orgullosos de esta cooperación con Cormagdalena, que acaba de obtener la primera certificación internacional para bonos de carbono a favor de las comunidades campesinas en Colombia. Esta certificación, que tiene vigencia hasta el 2044, refleja la fuerza de una cooperación entre el FFEM, la AFD, ONF Andina y Cormagdalena, que comenzó hace casi 20 años”.

El Corredor Biológico Guácharos – Puracé se plantea en un horizonte a 30 años, donde la protección del bosque genere certificados de carbono que serán monetizados para la implementación de las acciones tendientes a mejorar el ingreso de las comunidades; en las áreas que actualmente explotan en agricultura y ganadería. Para la continuidad del proyecto, Cormagdalena realizará la firma de nuevos acuerdos (a la fecha se han suscrito 100) con las familias propietarias de tierras para la conservación del bosque y la reducción de las tasas de deforestación.

Comentarios de Facebook
" "