Canalización del arroyo Felicidad 2 beneficiará a 71.700 habitantes de Barranquilla

Los más recientes aguaceros caídos sobre Barranquilla, incluído el de este sábado, le confirmaron al alcalde Jaime Pumarejo Heins la urgencia de canalizar los arroyos que aún no han sido intervenidos. Por eso, haciendo una labor de gerencia de obras en campo, con visitas permanentes, el mandatario distrital llegó hasta el sector de la carrera 35 con calle 55, en donde inspeccionó cómo avanza la segunda etapa del arroyo Felicidad.

El alcalde observó los trabajos iniciales de estabilización del terreno, que se realizan instalando más de 1.600 pilotes, a 9 metros de profundidad, cada 60 centímetros, a lado y lado de lo que será el box culvert que les dará tranquilidad a unos 71.000 vecinos de 9 barrios cada vez que llueva, especialmente en El Recreo, Los Andes, Nueva Granada, Los Pinos, Lucero y Santo Domingo Sabio.

“Seguimos trabajando por una Barranquilla sin arroyos y, lo mejor, es que hemos venido aprendiendo de la experiencia de canalizar otros arroyos y lo estamos haciendo con tecnología e innovación criolla, que aseguran una solución más eficiente, más rápida y menos costosa”, dijo.

“Los vecinos que algún día pensaron que el arroyo los acompañaría toda su vida, ahora podrán decirle adiós y darle la bienvenida a la felicidad”, apuntó el alcalde.

Así lo confirmó Gloria Bedoya, una de las vecinas de este peligroso caudal, cuando dijo que “uno tiene que estar mosca con las escobas en la mano para que el agua no se nos meta, porque llega hasta los patios y nos da miedo que se vayan a caer estas casas. Ahora estamos tan contentos de ver que esto se va a solucionar, estamos como niño con juguete nuevo, yo tengo 45 años de vivir por aquí y nunca pensé que esto se iba a solucionar, esto es lo mejor que han pensado”.

En este recorrido de inspección, el secretario distrital de Obras, Rafael Lafont, explicó que “lo que se está haciendo ahora es la excavación para instalar los pilotes y la fundición de los pilotes, que son los que van a estabilizar el terreno para evitar riesgos de derrumbes en las viviendas aledañas o del box culvert, es una protección para poder avanzar con las obras de canalización”.

Con este proyecto, que beneficiará a 71.700 habitantes, se complementa la primera fase de la canalización del arroyo Felicidad, en la que se construyeron 3100 metros lineales de box culvert en concreto y 41.200 metros cuadrados de pavimento en la calle 48 entre carreras 54 y 44, carrera 44 entre calles 48 y 51, calle 51 entre carreras 43 y 44, carrera 43 entre calles 51 y calle 63B, calle 63B entre carreras 43 y 41 (Siete Bocas) y la calle 54 entre carreras 43 y 38.

En esta la segunda etapa se canalizarán 1.000 metros lineales, se pavimentarán 7.500 metros cuadrados, se construirán 4.600 metros cuadrados de andenes, y se hará reposición de redes de acueducto, subterranización de redes de alumbrado público y telecomunicaciones, así como obras de urbanismo y espacio público, en un recorrido por la calle 54 entre carreras 38 y 35, la carrera 35 entre calles 54 y 55, la calle 55 entre carreras 32 y 35, la carrera 32 entre calles 55 y 56, la calle 56 entre carrera 27 y 32, y la carrera 27 entre calles 56 y 57.

Previous Article
Next Article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

#siqueremospodemos

A %d blogueros les gusta esto: