Cienagueros amenazados por proyectos que amenazan su entorno social y ambiental

La gran sorpresa es que el representante legal de uno de los trabajos es Álvaro Cotes Vives, hermano de la exgobernadora Rosa Cotes y padre el ‘Mello’ Cotes.

Preocupados se encuentran los habitantes de Ciénaga, Magdalena, no solo por la pandemia que afrontan a causa del Covid-19, con todos sus contagios y fallecimientos, sino, que a eso se le suma la incertidumbre que viven actualmente por la amenaza de proyectos que afectan directamente su entorno social y ambiental.

Y es que no es para menos, con la pretensión de la firma Delrayo S.A.S. de construir una terminal portuaria de hidrocarburos en el sector agrícola de Papare (corregimiento de Cordobita).

De acuerdo a los datos, este megaproyecto cuesta alrededor de 22 millones de dólares y ya dispone de 40 hectáreas de tierras para el establecimiento de la infraestructura requerida.

Así mismo ocurre con las obras de dragado en el río Córdoba, ejecutadas por COHAGRO S.A.S. cuyo representante legal es nada más y nada menos que Álvaro Cotes Vives, hermano de la exgobernadora Rosa Cotes y padre del ‘Mello Cotes’.

Lo insólito es que este proyecto cuenta con permiso de la Corporación Autónoma Regional del Magdalena, Corpamag, la misma entidad que debe responder y velar por el medio ambiente.

Ante esto, los cienagueros afirman que ambas acciones atentan contra el medio natural. Además, como si fuera poco, se vienen realizando sin la socialización ni el consentimiento de las comunidades campesinas aledañas.

Lo complejo y llamativo del caso, es que parece ser que a la administración municipal no le interesa el entorno ambiental de los ciudadanos, ya que ambos proyectos son ejecutados con su presunto consentimiento.

Ante esto, el Polo Democrático Alternativo Ciénaga se pronunció mediante un comunicado en donde puntualizaron la emergencia como petición de auxilio con el objetivo de llamar la atención de los gremios en general.

En su oficio especifican en cinco puntos sobre la situación, entre ellos, denuncian la forma sospechosa en la que Delrayo S.A.S a través de la empresa Inerco quiso socializar en medio de la cuarentena.

También enfatizaron en que rechazan rotundamente el silencio cómplice de la administración frente a los estragos medioambientales que están generando los grandes intereses económicos.

De igual forma invitaron a todos los sectores políticos, cívicos, sociales y populares del municipio de Ciénaga a la fundación de un frente común que anime a la movilización social en pro de la vida, la paz, el medio ambiente y la esperanza.

Y por último exigieron a la administración municipal a través de su Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Económico, la entrega de toda la información técnica relacionada con el megaproyecto de Delrayo S.A.S.

Previous Article
Next Article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

#siqueremospodemos

A %d blogueros les gusta esto: