El alcalde Pumarejo catalogó de “descaro” la demanda que impuso la empresa Electricaribe al Distrito

Hasta las calles del barrio Por Fin llegó el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo Heins, para dialogar con los ciudadanos y mostrar la dura situación que viven con el servicio de energía y los cobros que está haciendo la empresa Electricaribe en más de 22.000 hogares.

“Estamos en el corazón del barrio Por Fin, y les vamos a contar una historia que muchos no conocen, pero bastantes barranquilleros padecen. Electricaribe hace pocos días tuvo el descaro de ponernos una demanda porque dicen que en estos barrios no les gusta pagar la electricidad, pero vamos a demostrar cómo cada mes Electricaribe cobra un servicio caro que no presta bien y, además, les cobra lo que no es”, narró el alcalde Pumarejo.

El mandatario distrital fue enfático en manifestar que el cobro que reciben no corresponde a lo que consumen. “Hay deudas que superan el valor de las casas. La mayoría de estas casas no cuentan con acometidas, al mismo tiempo, tienen dentro un abanico, una nevera y quizás tres o cuatro bombillos”, agregó.

El alcalde Pumarejo añadió que las “facturas llegan estrato 1 en $255.000 al mes, después de descontarle el subsidio, es decir, Electricaribe tiene el descaro de decir que estas casas consumen $400.000, le resta $129.000 de subsidio, $20.000 del FOES y luego mediante su estimación les quiere cobrar $255.000, y tienen el descaro de decir que la gente no quiere pagar, más aún cuando saben que no lo consumieron”.

El alcalde recalcó que la empresa recibió recursos del PRONE, sin embargo, no hicieron la inversión correspondiente. “El PRONE les ha enviado por muchos años los recursos para que puedan normalizar estos barrios y por haberlos usado mal, el PRONE dejó de enviarles los recursos”, enfatizó.

“En estos barrios hay un totalizador y luego hay un estimado de consumo, pero las pérdidas que hay por las redes y por la infraestructura se lo tratan de achacar a los usuarios y, al mismo tiempo, estiman mal y le quieren cobrar a la gente lo que no consumió”, sentenció el alcalde Pumarejo.

Tras escuchar los comentarios de los afectados, el alcalde Jaime Pumarejo aseguró que el Distrito trabajará para cambiar la situación. “Estamos trabajando para que estas cosas no sucedan más y no se le diga a la gente que es mala paga, porque los barranquilleros pagan gas, agua y banco. No le pagan a Electricaribe porque saben que no están prestando un buen servicio en los barrios subnormales, porque en los barrios normalizados sí hay pago y tienen buen recaudo, como lo demostró la Superintendencia de Servicios Públicos”, declaró.

Así que reiteró que la demanda de la empresa es inaudita. “Esperamos que este cambio con el nuevo operador, y lo que venimos trabajando en estos cuatro años es que tengamos la normalización eléctrica. 22.000 hogares están en esta situación y estamos trabajando con el Gobierno, Ministerio, Superintendencia y el nuevo operador para normalizar todos los barrios subnormales para que tengan buena infraestructura eléctrica y dejen de padecer un mal servicio, un cobro injusto y un mal operador, que les dice que son mala paga y los acosa y les corta la luz por el mal servicio prestado”, confirmó.

Finalmente, el alcalde Jaime Pumarejo aseveró que esta deuda que tratan de cobrar a los habitantes de Barranquilla en los barrios subnormales “es una deuda ficticia, elevada, porque cuando tú le dices a esta casa, que su consumo escasamente llega a los $60.000, que debe $250.000, después los sometes a la indignación de decir que son mala paga cuando ellos saben que no han consumido eso y no tienen que cómo pagarlo y que el Estado le envía a Electricaribe $129.000 para su subsidio, es decir, todos los colombianos pagamos para que estas personas puedan tener un buen servicio a un precio justo y, al mismo tiempo, lo somete a un mal servicio y además de eso, peor aún, lo someten a la indignidad de decirle que debe $14.000.000 en acumulado porque nunca ha pagado su servicio».

Por lo que el alcalde apuntó que “esta triste historia se repite en 22.000 hogares de Barranquilla. Lo hemos denunciado, lo hemos llevado a los entes de control y ellos han encontrado que eso es así”.

Previous Article
Next Article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

#siqueremospodemos

A %d blogueros les gusta esto: