El nuevo paradigma para el nuevo año 2021

5 de abril de 2021Opinión

Por: Jesús León Insignares / Director General

La Estrategia Nacional de Economía Circular-ENEC 2018-2020, emitida por el Gobierno Nacional tiene como objetivo “Maximizar el valor agregado de los sistemas de producción y consumo en términos económicos (rentabilidad), ambientales (cambio climático) y sociales (empleo), a partir de la circularidad en flujos de materiales, energía y agua”. La necesidad de éste programa radica en el bajo aprovechamiento de los residuos y la baja eficiencia en procesos productivos. La ENEC tiene seis líneas de trabajo priorizadas: 1. Materiales y productos industriales, 2. Materiales de envases y empaques, 3. Optimización y aprovechamiento de biomasa, 4. Circulación del agua, 5. Fuentes y aprovechamiento de energía, 6. Materiales de Construcción.

Para permitir el desarrollo de la ENEC y fomentar el mayor aprovechamiento de los residuos sólidos, mediante la resolución 1344 del 24 de diciembre de 2020, los ministerios de ambiente y de vivienda ampliaron el plazo (Hasta 1 de julio de 2022) para implementar el código de colores así: a) Color verde para depositar residuos orgánicos aprovechables; b)Color blanco para depositar los residuos aprovechables como plástico, vidrio, metales, multicapa, papel y cartón y c) Color negro para depositar los residuos no aprovechables.

Cada municipio debe incorporar la implementación del código de colores dentro de la actualización de los Planes de Gestión Integral de Residuos Sólidos-PGIRS. De igual manera las alcaldías están obligadas a actualizar sus metas de aprovechamiento de residuos sólidos, a fomentar por ejemplo el aprovechamiento de los residuos orgánicos de las plazas de mercado, así como el aprovechamiento de los residuos de construcción y demolición-RCD y la separación en la fuente y aprovechamiento de plástico, vidrio, papel y cartón, entre otros.

En términos de Economía Circular, la CRA está en disposición de apoyar aquellos proyectos que permitan cumplir la ENEC, sin renunciar al ejercicio de autoridad ambiental regional, en el sentido de efectuar el control y seguimiento a las metas de aprovechamiento que cada ente territorial planee y consigne en su respectivo PGIRS.

Invitamos a los alcaldes, a los operadores de aseo, a los recicladores, la academia y los actores del sistema de aseo para que vean en los PGIRS el vehículo para consolidar la ENEC y sobre todo hacer realidad el aprovechamiento de los residuos como una actividad que permita la reactivación económica y social de la región en donde la CIRCULARIDAD se convierta en el nuevo paradigma de la Sostenibilidad en Departamento del Atlántico.

Comentarios de Facebook
A %d blogueros les gusta esto: