Eliminar el riesgo de un apagón

Por José David Name Cardozo 

Las cuestionables decisiones de las hidroeléctricas, alentadas por el lucro insaciable que siempre han demostrado, nos tienen hoy a riesgo de vivir un apagón eléctrico en el país. Con la alta participación que han mantenido, a pesar de los bajos niveles de los embalses y aportes hídricos registrados en el Sistema durante los últimos meses, han contribuido a la disminución de las reservas almacenadas, arriesgando el abastecimiento de energía en Colombia.

Nos es la primera vez que las generadoras dejan al descubierto su vergonzoso y avaro comportamiento. Por años he denunciado el despilfarro al que han sometido los recursos del Cargo por Confiabilidad, creado para garantizar la confiabilidad en la prestación del servicio de energía eléctrica bajo condiciones críticas en épocas de sequía.

Como el Cargo no cumple su propósito, la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG) publicó el pasado 29 de abril, el proyecto de resolución 080 de 2020 firmado por la Ministra de Minas y Energía, María Fernanda Suárez: “Por la cual se adoptan medidas para asegurar el abastecimiento de la demanda de energía en el verano 2020 – 2021”, reconociendo que el nivel actual de los embalses pone en riesgo la confiabilidad del sistema para el próximo verano.

De acuerdo con el proyecto; “…los análisis energéticos indican que en las actuales condiciones de operación, no se está almacenando agua, tal como se requeriría en esta época del año para alcanzar los niveles de embalsamiento necesarios para garantizar la confiabilidad del sistema…” “…los pronósticos del IDEAM indican que, aunque se prevé que en el mes de mayo se deberían tener precipitaciones cercanas al promedio histórico, los meses de junio y julio tendrían precipitaciones por debajo de la media histórica, y existe total incertidumbre sobre la evolución de las precipitaciones en los meses siguientes. Adicionalmente, existe la probabilidad de que se presenten condiciones anormalmente secas para el verano 2020-2021…” lo que nos confirma que estamos ante un panorama preocupante.

Teniendo en cuenta que los pronósticos de lluvia no son alentadores debido a que a mitad de año podríamos tener descensos en las precipitaciones y que en los últimos registros del mes de mayo los embalses se han reportado en el nivel más bajo de la historia, es urgente proponer soluciones claras encaminadas a evitar un apagón o posible racionamiento de energía, no propuestas en las que se premien a las hidroeléctricas como anuncia la CREG en el proyecto de resolución.

Es increíble que no bastando con el Cargo por Confiabilidad que desde hace más de 13 años pagamos en la factura de energía, ahora la nueva propuesta de Minminas y la CREG sea crear un nuevo cargo de remuneración a los hidráulicos para que no desembalsen. Es inaudito que se premie a quienes nos tienen a puertas del apagón y que además este dinero tenga que salir del bolsillo de los colombianos, a través de un aumento en las tarifas de energía.

Justamente, el pasado mes de abril se cumplieron dos años de la emergencia de Hidroituango, que debía estar generando cerca del 17% de la energía del país, hoy ad portas de un posible apagón seguimos sufriendo las consecuencias del retraso de este proyecto, que de estar operando no nos tendría en esta incertidumbre y pagando por esta gran cadena de errores.

En medio de la situación de emergencia que estamos afrontando por causa de la llegada del Covid-19, no podemos darnos el lujo de vivir un racionamiento o en el peor de los casos un apagón, esto sería un fuerte golpe a la economía colombiana que se encuentra planeando su recuperación. Hay que reconocer que si la demanda no hubiera caído debido a las restricciones por la emergencia sanitaria, estaríamos en un riesgo mucho mayor.

Exigimos al Gobierno Nacional soluciones para eliminar el riesgo de desabastecimiento de la demanda de energía, con las que no se atente contra el bolsillo de los colombianos y que tampoco se recompense a los generadores hidráulicos, que ya bastante se han enriquecido a costa de todos, con el irregular aumento del precio de la energía en bolsa.

Previous Article
Next Article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GECELCA

FEDEPALMA – CENIPALMA

PICO Y CÉDULA EN BARRANQUILLA

PICO Y CÉDULA EN SOLEDAD – ATLÁNTICO