¿Es Robert Mazur un bluff como escritor?

11 de febrero de 2022Opinión

Por Miguel Bejar / Periodista y gestor en comunicación.

El nombre de Robert Mazur saltó a la fama tras la promoción del film dirigido por Brad Furman “The Infiltrator”, película estrenada en julio del 2016 basada en una historia real publicada en 2009 por el propio Robert Mazur en un libro de memorias escrito por el ex agente de la DEA.

‘The Infiltrator’ (‘El infiltrado’) revive la vida del agente encubierto  «Robert Musella» quien trabaja para la DEA desmantelando las finanzas en Miami del cartel de Medellín y del “patrón” Pablo Escobar.

Con esta película crece la leyenda de Pablo Escobar, quien desde su muerte tiroteado por la policía el 2 de diciembre de 1993, ha engordado su historia al igual que le pasara a otros delincuentes como Al Capone. Así gracias a la serie colombiana ‘Pablo Escobar: el patrón del mal’, la superproducción de Netflix ‘Narcos’ o el film ‘Escobar, paraíso perdido’, el narcotraficante continúa siendo tendencia.

Robert Mazur, consciente de la campaña de marketing que le rodeaba tras el estreno del film, ha remado a favor de corriente con tintes de gran autor, sin embargo su trabajo podría ser una simple puesta en escena.

En un mundo digital se torna fácil seguir el rastro de las personas influyentes o “famosas”, por ello hoy hemos analizado si la posición del ex agente de la DEA como autor es la que él aparenta en sus pocas apariciones públicas donde, sin saber si entra dentro de su propia campaña publicitaria, no muestra su cara e incluso distorsiona la voz.

Mazur mantiene como centro de operaciones su página web oficial, la cual recibe aproximadamente un centenar de impresiones al día provenientes de todo el mundo. Por crear un símil con un escritor español como es Arturo Pérez Reverte, su web oficial es visitada cada día por más de 4.000 personas solo de España, por lo tanto es justo decir que el principal escaparate de Mazur no cosecha ningún éxito.

Si cambiamos de patrón y nos movemos a una red social de referencia mundial como es Twitter, sorprende ver como un escritor que se prodiga como exitoso tenga tan solo 769 seguidores con una antigüedad de la cuenta desde el año 2016, datos similares a los que se recogen en su página de autor en Facebook donde suma 1749 seguidores. Cifras muy nimias incluso para un usuario anónimo, pero ridículas si hablamos de un personaje de proyección pública.

Tampoco son muy exitosas sus apariciones en programas televisivos, las cuales a medida que se han alejado del 2016, año de estreno de la película, mantienen visualizaciones prácticamente residuales en plataformas de vídeo como You Tube.

Pero si algo sorprende por encima de todo en nuestro análisis es que a pesar que Mazur juega en sus intervenciones, y su propia página, dando a entender que la obra es un best seller (el cual se vende por 6,83 euros en plataformas digitales), la realidad es que nos ha sido imposible encontrar datos de ventas, distribución o tan siquiera impresión del libro, lo que aumenta la sensación de que nos encontramos ante un auténtico bluff como escritor que infla su fama artificialmente con un único motivo: promocionar su perfil como experto en blanqueo de capitales, sus conferencias y “clases magistrales”, las cuales presumiblemente serán una de sus fuentes de financiación.

Para cerrar el círculo sobre la repercusión del libro “El Infiltrado” es inconcebible que una publicación, en la era de las reseñas, no cuente con un solo comentario o valoración proveniente de España en plataformas como Amazon, Google Books o la mismísima Casa del Libro, un hecho que apunta a ventas prácticamente inexistentes, al menos en España.

Ahora que Mazur anuncia que en la primavera del año 2022 es la fecha señalada para el lanzamiento de su nuevo libro ‘The Betrayal’, tal vez sería un buen momento para que ofreciera las cifras oficiales de ventas de su primer libro.

Comentarios de Facebook
" "