Expertos hacen recorrido por 600 kilómetros del río Magdalena, en reconocimiento de los sectores a intervenir con APP

9 de marzo de 2021Barranquilla

La APP, que permitirá está rehabilitación fluvial, cuenta con la participación de Cormagdalena, la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), así como con el acompañamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el monitoreo constante del Ministerio de Transporte.

El Río Magdalena es uno de los afluentes con mayor historia y significado en el país. Es por esto que el Gobierno nacional, articulado entre sus diferentes entidades y con el sector privado, ha venido trabajando en restituir la funcionalidad de este importante corredor fluvial.

Buscando su navegabilidad, pero también la protección de los ecosistemas vecinos, se han llevado a cabo labores de monitoreo y reconocimiento a lo largo de los 600 km que serán intervenidos. El más reciente de estos recorridos se inició en Barrancabermeja y finalizó en Barranquilla, con el objetivo de verificar los sectores a encauzar, así como los puntos críticos que requieren ser dragados para la continua navegación comercial.

“La recuperación de este afluente de Colombia dejará de ser un sueño y se convertirá en una realidad. Con el nuevo proyecto de Asociación Público Privada APP, el sector transporte le apunta al Río Magdalena como eje fundamental de progreso para el país. Es, además, la rehabilitación de un símbolo de nuestra historia», aseguró la Ministra de Transporte, Ángela María Orozco.

En el trayecto se visitaron, además, los municipios de Gamarra y Tamalameque (Cesar), El Banco (Magdalena), Pinillos, Magangué y Calamar (Bolívar), así como las zonas conocidas como la Bufalera, Patico, Yariri, Canaletal, la Carolina, entre otras.  y el equipo técnico pudo conocer de primera mano y en terreno lo que han trabajado en la estructuración del proyecto durante los últimos meses.

“Con este recorrido logramos evidenciar la importancia que representa la recuperación de la navegabilidad del río Magdalena, no solo desde lo comercial y económico, sino también en las regiones, por el impacto que va a tener desde el punto de vista social y medioambiental”, expresó Pedro Pablo Jurado, director ejecutivo de la Cormagdalena.

Con la ayuda de un dron también se hicieron tomas que permitan referenciar las obras a realizarse, para que así el futuro contratista pueda verificar los cambios que se presenten antes y durante las labores de construcción. Esto bajo el entendido de que el río es dinámico y está cambiando permanentemente, siendo todo un reto estabilizar un canal navegable especialmente en aguas de verano.

Cormagdalena, con apoyo de distintas entidades del Gobierno nacional, trabaja por el cuidado y la conservación de aquello que es su símbolo y esencia: el Río Grande de la Magdalena.

Comentarios de Facebook
" "