FinTech colombiana logra Certificación de Protección al Cliente de Smart Campaign

The Smart Campaignesfuerzo internacional para aunar a los líderes del sector de las microfinanzas en torno a un objetivo común: mantener a los clientes como motor del sector, anunció que Finsocial, compañía FinTech, mereció ser acreditada por Smart Campaign con la Certificación de Protección al Cliente. 

De esta manera Finsocial se convierte en la primera FinTech colombiana en recibir esta certificación que es una evaluación independiente y externa para reconocer públicamente a las instituciones financieras que cumplen con los estándares adecuados de atención en su trato prudente, transparente y respetuoso a los clientes.

El programa Smart Campaign busca promover que las empresas de crédito digital en todo el mundo lleven a cabo una inclusión financiera de forma responsable, transparente y con altos estándares éticos.

De acuerdo con el CEO de la Finsocial, Santiago Botero, la Certificación de Protección al Cliente permitirá que su nicho de mercado, docentes del sector público y pensionados, sigan confiando en la transparencia y buenas prácticas crediticias de la compañía.

“Esta certificación reconoce que superamos rigurosas y múltiples evaluaciones en torno a políticas, procedimientos, protocolos, capacitación, comercialización y operaciones. Todas las compañías FinTech deberíamos estar obligadas a cumplir con estos requisitos, especialmente si se tiene en cuenta la gran cantidad de clientes económicamente vulnerables y de bajos ingresos que hoy en día la industria está sirviendo. Además, estos principios no sólo protegen al cliente, sino también a la industria FinTech como un todo”, dijo Botero.

La Certificación de Protección al Cliente quiere decir que Finsocial cumple todos los Principios de Protección al Cliente, entre ellos, ser 100% transparente con sus clientes, utilizando un lenguaje claro y sencillo a la hora de explicarles las tasas de interés, los plazos y las condiciones de sus productos; asesorarlos para que no excedan su capacidad de endeudamiento, diseñar sus productos y canales de comercialización de tal manera que no le causen daño ni discriminen a sus clientes, utilizar prácticas de cobro que son justas y respetuosas, ofrecer canales de atención que permiten abordar de forma eficiente todas las quejas e inquietudes, garantizar que toda la información de sus clientes permanece protegida y con carácter privado.

Previous Article
Next Article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

#siqueremospodemos

A %d blogueros les gusta esto: