Gobernación del Atlántico entregó kits de bioseguridad en Juan de Acosta para preparar apertura de playas

En un trabajo articulado entre Gobernación del Atlántico, Alcaldía Municipal, Dimar y Cámara de Comercio de Barranquilla, se ultiman detalles para la apertura de playas en Santa Verónica el 18 de septiembre.

La gobernadora del Atlántico, Elsa Noguera, visitó las playas de Santa Verónica, en el municipio de Juan de Acosta, junto a la Dimar, la Cámara de Comercio de Barranquilla y la Alcaldía Municipal previo a su apertura. Allí se equipó con 150 kits de bioseguridad a los restauranteros y hoteleros de la zona, que se preparan para cumplir con todos los protocolos de bioseguridad y poner en marcha sus negocios.

«Estuvimos visitando los restaurantes de las playas de Santa Verónica para entregarles a sus dueños kits de bioseguridad. Los negocios están en marcha, pero sus playas se abrirán a partir del próximo 18 de septiembre y necesitan todas las medidas para su reapertura. Adicional a esto, hace dos meses iniciamos capacitaciones en bioseguridad junto al Sena, la Cámara Comercio Barranquilla y la Dimar para garantizar una apertura segura. Queremos que establecimientos y visitantes se comprometan con el autocuidado», aseguró la Gobernadora del Atlántico.

Con la apertura de playas, la Gobernación busca impulsar el sector turístico del Departamento, que se ha visto afectado durante la pandemia, y entregará 1.200 kits de bioseguridad en la zona COSTERA. Además, se practicarán 1.000 pruebas de Covid-19 entre los operadores de playas, para respaldar la apertura e impulsar el autocuidado y el distanciamiento social.

«Estamos acompañando todos los proyectos de la Gobernación del Atlántico y las Alcaldías Municipales con el fin de promover la reactivación económica en las zonas de playas y así mismo verificar las condiciones del área litoral, específicamente las zonas que presentan mayor afectación por la erosión. Desde la Dirección General Marítima se dispondrá todas las capacidades tecnológicas y humanas con el fin de buscar alternativas a corto y mediano plazo», dijo el Capitán de Fragata del Puerto de Barranquilla, Carlos Urbano.

Imagen

Dentro de las medidas tomadas para controlar el aforo de los bañistas se impondrá un pico y cédula para los visitantes y se tendrá un control estricto en las entradas y salidas, para no superar el aforo del 50 por ciento. La única excepción al pico y cédula la tendrán las familias que reserven y asistan a los restaurantes con acceso a playa, donde se podrán atender núcleos familiares completos.

«Nos sentimos muy contentos con la apertura de playas, de nosotros depende que esta iniciativa sea duradera y por eso es importante cumplir con todas las medidas de bioseguridad. Ha sido periodo difícil, pero esperamos que con este nuevo inicio nuestros restaurantes vuelvan a ser productivos. Le agradecemos a la Gobernación y a las autoridades por acompañarnos en este proceso de apertura, que nos permitirán incorporarnos de nuevo a nuestras labores», indicó la propietaria del restaurante La Mar, Patricia Coronel.

Por su parte, la Cámara de Comercio de Barranquilla busca apoyar a los comerciantes con su capacidad institucional para fortalecer sus actividades económicas. «En este momento queremos llegar a todos los restauranteros del Atlántico con formación y acompañamiento para que logren un reactivación segura y responsable. Con el apoyo de la Gobernación podremos jalonar el turismo que tanto se ha visto afectado», indicó el director de Clúster de Cámara de Comercio de Barranquilla, Paul Peláez.

Las autoridades hacen un llamado a los atlanticenses y visitantes que se empoderen de sus playas y cumplan todas las normas de bioseguridad y distanciamiento social, y enfatizan en que este será un ejercicio de cultura ciudadana entre todos los sectores.

Previous Article
Next Article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

#siqueremospodemos

A %d blogueros les gusta esto: