La Indiferencia de los Hombres y su Falta de Solidaridad

Por: Javier Trespalacios Padrón – Jatrepa / Jatrespalacios@gmail.com

La indiferencia de los hombres, y su falta de solidaridad ante las adversidades de nuestra sociedad, reflejan la forma hienesca como nos devoramos entre nosotros mismos, asemejándonos a las manadas de hienas, que ven su oportunidad en la debilidad y la tragedia de su presa -porque es su forma de existir y pre existir- Sin embargo, nuestra racionalidad hace una gran diferencia como seres pensantes, ya que podemos surgir y apoyarnos en hitos, como los que vivimos hoy a raíz de la Pandemia del Covid-19.

Pero no solo es nuestra indiferencia, también es nuestro afán por edificar fortunas y en ellas mancharnos las manos de sangre, por aquello que visoramos, como estereotipo de respeto y reconocimiento de los demás, tesis totalmente herrada desde el punto de vista social, espiritual, familiar; pues encontramos que en la planificación de nuestro proyecto de vida, hay valores, principios y acciones, que enmarcan y determinan el carácter de un hombre y su cosmovisión frente a la dolce vitta –dulce vida- Y como nos pasamos la vida siendo indiferentes ante todo, por encontrar ese reconocimiento, se nos olvidó que estar encerrados con nuestras familias en esta tragedia griega que vive la humanidad, mostró la luz de la familiaridad perdida, y a los que nos atrevemos a pensar un poco diferente y expresarlo de muchas maneras, encontramos que vivir el dolor de los demás es ser solidario.

De otro lado, necesitamos que muchos individuos conscientes de la actual situación, nos protejamos y lo hagamos con nuestras familias, y que se refleje en la tranquilidad de salir avante. Y más aún, cuando el aislamiento inteligente –decisión que posiblemente se adopte por parte del gobierno en aras de proteger el aparato productivo del país-  desciende en la responsabilidad individual, de no contagiarnos siguiendo nuestra rutina diaria. Ante esa indiferencia social, pululada desde que Caín asesino a su hermano Abel; el escritor y filósofo alemán Eugen Berthold Friedrich Brecht “Berthold Brecht”, ante la ignominia propia de ver como el hombre devoraba al hombre, disertó ante esa indiferencia en su famoso escrito:

Primero se llevaron a los judíos,

pero como yo no era judío, no me importó.

Después se llevaron a los comunistas,

pero como yo no era comunista, tampoco me importó.

Luego se llevaron a los obreros,

pero como yo no era obrero, tampoco me importó.

Más tarde se llevaron a los intelectuales,

pero como yo no era intelectual, tampoco me importó.

Después siguieron con los curas,

pero como yo no era cura, tampoco me importó.

Ahora vienen por mí, pero es demasiado tarde.

Ahora bien, ya todos sabemos que nos ocurrirá si seguimos montados sobre el monstruo de la indiferencia, porque de no bajarnos de él, nos llevará directamente a un frenesí, político, económico, social y espiritual, que acabara con la poca solidaridad que nos queda; pero que no ser así, estaríamos frente a la mejor demostración de resiliencia, que generación humana haya tenido en todos los tiempos, para superar una magnitud tan adversa como el Covid-19, para que, cuando nos llegue el turno no sea demasiado tarde. 

Previous Article
Next Article

9 Replies to “La Indiferencia de los Hombres y su Falta de Solidaridad”

  1. Jorge Alberto Delgado

    La mejor radiografía de la irracionalidad y el egoísmo humano; mostrando que «EL HOMBRE ES UN LO PARA EL HOMBRE» como lo dijo Thomas Hobbes.

  2. Nestor Orozco

    Muy concisa y oportuna tu opinión o exposición a cerca de la indiferencia que nuestra sociedad tiene ante situaciones que de momento no sufrimos, vivimos inmersos en cuestiones materiales y banales a la que quizás le damos más importancia. Te felicito

  3. Roberto Sanchez

    La decadencia humana sigue avanzando frente a nosotros, y en ocasiones, con nuestras actitudes, hacemos parte de ella. Antes de buscar el cambio en la sociedad, en nuestra familia o en los demás, busquemos en nuestro corazón. Ahí está la respuesta. El problema es si lo aceptamos.

  4. RENE GUARGUATI PACCINI

    Muy acertado el articulo. El pasar por un sacudón mundial como este, nos deja como enseñanza que debemos ser mas honestos consigo mismos, dejar tanta mezquindad e hipocresía para allí si trabajar en conjunto por un bien común. De esta manera -para mi- tendríamos una mejor salida para todos las dificultades y conflictos que vivimos y que se avecinan, porque este 2020 nos dejará en nuestras mentes una fuerte cicatriz que nos debe de hacer replantear todo lo mal que estamos actuando contra el prójimo y nuestro planeta.

  5. Mayra saudith

    Muy consiso tu articulo sobre la indiferencia, ese escrito plasma de manera precisa que el ser humano aun en tiempo de crisis busca su beneficio propio.

  6. Zoranlly Allen

    Muy buena reflexión, la resilencia nos lleva a ser mas humanos y nos pone a pensar que somos tan vulnerables.Este espacio que estamos viviendo hoy es de mucho valor y ayuda espiritual para los que sepamos recibir con amor este gran mensaje divino🙏🏾

  7. Norly Perez Romero

    Muy bonita reflexión sobre cómo ha estado erada la humanidad hoy en día y que tengamos que pasar cosas como la que estamos viviendo para poder entender que todos, si queremos podemos ser solidarios con quien lo necesita…y también una reflexión de la ley divina (Dios) que nos invita a cambiar de pensamiento y corazón para lograr un mundo mejor

  8. Benny

    Excelente reflexión, debemos preguntarnos también en ese proceso de solidarizarnos que comportamientos y dinámicas debemos conservar y por el contrario cuáles debemos abandonar. Somos un planeta indolente con quién nos brinda su suelo para habitarlo, será que cuando toda esta tormenta pase volveremos a ser los mismos? O nos dolera un poco más al que tenemos al lado o seremos conciente que cualquier cosa que hagamos tendrá un gran impacto en el futuro inmediato ! Gracias por hacernos cuestionar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GECELCA

FEDEPALMA – CENIPALMA

PICO Y CÉDULA EN BARRANQUILLA

PICO Y CÉDULA EN SOLEDAD – ATLÁNTICO