Mayores de 50 años, no esperen un accidente para saber si tienen osteoporosis

De acuerdo con el área de Promoción y Prevención de NUEVA EPS, las caídas son la principal causa para determinar la presencia de osteoporosis en las personas mayores de 50 años. Si bien existen exámenes para diagnosticarla (densitometría ósea, principalmente), no es común que las personas los practiquen hasta después que han tenido episodios traumáticos que involucran fracturas y otras lesiones.

Por tal razón, es importante que las personas que presenten factores de riesgo o que ya fueron diagnosticadas, den la importancia a la enfermedad y eviten caídas por el peligro que representan. Precisamente, ante dicha realidad, acá algunos consejos para mitigar el riesgo de la caída, bien sea dentro o fuera de la casa.

 

Cómo puede evitar caerse fuera de casa:

  • Usar un bastón o un andador
  • Usar zapatos con suela de goma para no resbalarse
  • Caminar en la hierba o pavimento cuando las aceras estén resbaladizas.
  • En el invierno, poner sal o arena para gatos en las aceras resbaladizas.

 

Y dentro de ella:​

  • Mantener las habitaciones en orden. Sobre todo, evitar dejar cosas tiradas en el suelo con las que se pueda tropezar.
  • Usar tapetes de plástico o alfombrillas.
  • Usar zapatos de tacón bajo que den buen soporte.
  • No caminar en calcetines, medias ni zapatillas (pantuflas)
  • Asegurarse de que las alfombras tengan en el revés una superficie que impida que se deslicen, o si no, sujetarlas al suelo
  • Asegurarse de que las escaleras estén bien iluminadas y tengan pasamanos en ambos lados
  • Instalar un pasamanos en el baño cerca de la bañera, de la ducha y del inodoro
  • Usar una alfombrilla de goma en la ducha o la bañera
  • Tener una linterna junto a la cama.
  • Instalar más luces en las habitaciones y evitar lugares oscuros.

 

Día Mundial de la Osteoporosis 

Todos los 20 de octubre se lleva a cabo esta jornada sobre esta enfermedad que afecta principalmente el sistema óseo, haciendo que las personas que la padecen sean más propensas a las fracturas. De acuerdo con el Colegio Americano de Reumatología (ACR, por sus siglas en inglés), “la enfermedad es silenciosa porque no presenta síntomas evidentes como otras patologías. En personas mayores tiene mayor prevalencia y cuando la padecen se puede notar por la disminución de altura o, en otras ocasiones, solo después de una caída y posterior fractura”.

Dicha organización sostiene que si bien es cierto la edad es uno de los factores de riesgo más importantes, existen otros que también influyen a la hora de desarrollarla. “De la mano de la edad, está el género de la persona (es más común en mujeres mayores, principalmente, en mujeres blancas no hispanas y asiáticas), estructura ósea pequeña, bajos niveles de estrógenos, desórdenes alimenticios, consumo de tabaco, sedentarismo, bajo nivel de calcio y vitamina D, entre otros”.

Precisamente la ausencia de calcio y vitamina D es uno de los factores que más incide pero que se puede solventar con el consumo de los mínimos requeridos, de acuerdo a cada edad. El Comité de Nutrición y Alimentos de la Academia Nacional de Ciencias maneja una tabla que da cuenta mínimos requeridos por edad, haciendo énfasis en los mayores de 50 años.

Grupo de edad

(hombres y mujeres)

Calcio

(miligramos por día)

Vitamina D

(microgramos por día)

31 a 50 años

(hombres y mujeres)

1.000 mg. 600
51 a 70 años, hombres 1.000 mg. 600
51 a 70 años, mujeres 1.200 mg. 600
Más de 70 años

(hombres y mujeres)

1.200 mg. 800
Previous Article
Next Article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

#siqueremospodemos

A %d blogueros les gusta esto: