Partido Colombia-Argentina le inyectará $2.800 millones de pesos a la economía de Barranquilla

4 de junio de 2021Economicos

El estimativo es de la Cámara de Comercio de Barranquilla con la restricción del aforo establecida para ese juego.

El partido entre las selecciones de Colombia y Argentina para la eliminatoria a la Copa Mundial de Fútbol FIFA Qatar 2022, a realizarse este martes 8 de junio, le inyectará a la economía de Barranquilla $2.800 millones de pesos en ocupación hotelera y consumo en sectores como el comercio, los restaurantes, los bares y el transporte interno.

El estimativo es de la Cámara de Comercio de Barranquilla y está hecho trayendo a valor presente el impacto económico de cada partido de la eliminatoria al Mundial de Rusia 2018, y teniendo en cuenta la limitación del aforo de público en el Estadio Roberto Meléndez a solo el 25% de su capacidad, establecido por las autoridades de salud para el encuentro de la próxima semana entre colombianos y argentinos.

Si el aforo se llevara al 50% de la capacidad del escenario, los ingresos por cada partido para la economía local serían de $4.700 millones de pesos, y si se pasara al 100% subirían a $9.500 millones. En todos los casos los estimativos no incluyen los ingresos del Distrito que corresponden al 10% del valor de la boletería que debe pagar el promotor por el impuesto de espectáculos públicos.

Basados en esos impactos esperados, los presidentes ejecutivos de la Cámara de Comercio de Barranquilla, Manuel Fernández Ariza, y del Comité Intergremial del Atlántico, Efraín Cepeda Tarud, respaldaron la realización del partido entre Colombia y Argentina, destacando además la importancia de espectáculos de este nivel para continuar posicionando a la ciudad internacionalmente como destino de eventos.

“La experiencia de Barranquilla como sede de la selección en los últimos años nos demuestra el efecto positivo que tienen los partidos de las eliminatorias en todas las actividades de la economía formal e informal vinculadas a este tipo de espectáculos, y si en situación normal eso tiene un alto significado en las circunstancias actuales es mayor aún. Necesitamos impulsar la economía local, recuperar la confianza colectiva e incentivar el consumo, y este juego contra Argentina es un excelente punto de partida para ello”, señaló el presidente ejecutivo de la CCB, Manuel Fernández Ariza.

Entre tanto, el presidente ejecutivo de Intergremial Atlántico, Efraín Cepeda Tarud, destacó que “las condiciones están dadas para acelerar la recuperación de todos los sectores productivos y especialmente de los más afectados como el comercio, los hoteles, los restaurantes, bares y las actividades deportivas y artísticas, que son justamente los más beneficiados con la fiesta del fútbol, siempre cumpliendo los protocolos de bioseguridad y manteniendo el autocuidado. Que avancemos seguros en la apertura plena de la economía preservando la vida es responsabilidad de todos y de cada uno de nosotros. Tenemos que hacerlo posible”.

De acuerdo con proyecciones de Mario Muvdi, presidente de COTELCO Atlántico, también como efecto del juego entre esas dos selecciones, la ocupación de los hoteles afiliados a ese gremio en la ciudad, llegaría al 35% en junio, cuando en mayo solo llegó al 22%.

ACODRÉS, a través de su directora ejecutiva, Magni Montero, expresó la esperanza de los afiliados a ese gremio de mejorar sus ventas con la presencia en los restaurantes y hoteles de los asistentes al partido Colombia-Argentina que vienen de otras ciudades y de los barranquilleros que siempre han dado muestra de su pasión por la selección.  “En mayo las ventas de los restaurantes solo llegaron al 40% no obstante haber tenido cuatro fines de semana de celebración del día de las madres que es la fecha insignia de este sector. Por eso esperamos que el juego de este martes 8 de junio nos permita continuar con la recuperación que necesitamos”, señaló la dirigente gremial.

 

Datos del impacto en la economía de Barranquilla de la eliminatoria al Mundial de Rusia 2018:

  • Los juegos realizados en Barranquilla tuvieron un impacto de 2,9 millones de dólares en la economía local.
  • La ocupación hotelera osciló entre el 90 y 95%. El 65% de los huéspedes se quedó uno o dos días más en la ciudad luego de los partidos.
  • En los restaurantes el consumo creció 171% los días de partido y 48% en los días previos a cada juego.
  • En el encuentro Colombia – Bolivia los ingresos derivados de su realización representaron más del 17% del PIB diario del Atlántico. Eso significó 15.521 millones de pesos.
  • 41,7% de los gastos se relacionaron con alimentación y transporte interno, entre otros. Hacia los hoteles se irrigó el 13,9% de tales gastos.
  • En bares y cantinas, se incrementó en 25% el consumo antes de cada partido y 65% con los goles.
  • Los negocios formales incrementaron su ingreso 18% en los días previos a los juegos, aunque esa cifra cayó al 8 por ciento el día del partido.
  • En establecimientos informales, en cambio, sucedió lo contrario y se pasó de 63% a 134%.

Comentarios de Facebook
A %d blogueros les gusta esto: