Reactivación responsable de la economía

Por José David Name Cardozo

El decreto de aislamiento preventivo obligatorio en Colombia establecido el pasado mes de marzo por el Presidente Iván Duque fue una medida acertada, en un momento clave para reducir el riesgo de contagio en el país. Sin embargo, ha significado un duro golpe para la productividad de la nación, que desde el primer día adolece las consecuencias sociales y económicas del encierro.

Por estos días el dilema mundial ha sido cómo proteger la vida sin afectar la economía, el mantener un equilibrio entre las dos para salir lo menos afectados ante esta crisis mundial. No sabemos cuánto tiempo debemos permanecer en medio de estas restricciones, por eso la decisión del Gobierno de ir dando pasos para la reactivación económica es conveniente, siempre y cuando se realice de forma responsable; con garantías a los trabajadores de los distintos sectores y con la protección total al personal de la salud.

El denominado “Aislamiento Preventivo Obligatorio Colaborativo e Inteligente” anunciado durante los últimos días por el Presidente Duque, debe ir acompañado de medidas estratégicas que le permitan al país responder ante las proyecciones de nuevos infectados. Apoyar la producción de ventiladores de bajo costo, que están desarrollando diferentes instituciones académicas del país para suplir la creciente demanda, es una de las acciones que debe realizar el Gobierno para tener cómo responder ante la potencial demanda que se generará.

Es urgente pagar las deudas pendientes con la Red de Hospitales Públicos y Privados del país, para que puedan funcionar de manera correcta. También, es indispensable que a los trabajadores del sector de la salud, se le garanticen todos los elementos de protección para que lleguen armados al campo de batalla, así como el pago oportuno de sus salarios. El Gobierno debe entender que quienes están en la primera línea en esta lucha contra el Coronavirus deben ser rodeados y cuidados por el grave riesgo profesional al que se encuentran expuestos.

En estos momentos en el que las cifras de casos por contagio por el Coronavirus en el mundo se van acercando a los dos millones quinientos mil y en el que la Organización Mundial de la Salud (OMS) pidió a cada país afectado revisar sus cifras de contagios y muertes por Covid-19 para conocer el verdadero alcance de la enfermedad debido al repunte que experimentó la pandemia, es prioritario aumentar el número de pruebas para detectar la presencia del virus en los colombianos y tener un dato más certero de los infectados, no solo realizarlas en las personas que presentan los síntomas sino también en la población general de manera aleatoria.

Una de las graves fallas en la identificación de los infectados en Colombia, ha sido las demoras en los resultados de las pruebas y su centralización, por eso se debe procurar el aumento de la capacidad de análisis en las distintas regiones del país, más ahora que se anunció el inicio de la nueva etapa en la que se realizarán alrededor de 100.000 muestras de forma masiva. Esperamos una mayor eficiencia en la entrega de los resultados de lo contrario de nada servirá hacer tantas pruebas.

Otro punto que debe ser prioridad para el Gobierno es aumentar la capacidad de atención en UCI para asistir los casos más críticos. De acuerdo con un artículo publicado por la Unidad de Datos del Diario El Tiempo: “En Colombia, ningún departamento tiene más de dos camas de Cuidado Intensivo para Adulto por cada 10 mil habitantes. De hecho los más ‘alejados’, como Vaupés, Vichada, Guainía, Amazonas y Guaviare, no tienen ni siquiera una UCI para atender casos críticos”, datos que resultan preocupantes ante la proyección de un posible aumento de personas infectadas y la llegada del virus a regiones apartadas que no cuentan con camas de Unidades de Cuidados Intensivos.

En medio de esta pandemia, pese a su reciente llegada a la cartera, el Ministro de Salud, Fernando Ruiz, ha acertado con buena parte de las medidas implementadas para enfrentar el Covid-19 por eso llamamos su atención para que en esta nueva etapa de recuperación de la vida productiva del país resuelva los justificados reclamos del sector de la salud y le entregue a los colombianos medidas que ayuden a la mitigación del virus.

Sin duda alguna preservar la economía es importante pero por encima de todo se debe cuidar la vida. Por eso, en este retorno a la actividad productiva deben establecerse nuevas acciones para que se logre el control de la expansión de la pandemia sin afectar la economía, de una manera responsable y controlada con la que se proteja la salud.

Coletilla: El Gobierno Nacional debería cerrarle las puertas a los productos importados desde China como una forma de fortalecer la producción nacional y también como castigo a este país por la tardanza en el manejo de la propagación del virus, que en tres meses infectó a todo el planeta.

Previous Article
Next Article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GECELCA

FEDEPALMA – CENIPALMA

PICO Y CÉDULA EN BARRANQUILLA

PICO Y CÉDULA EN SOLEDAD – ATLÁNTICO