Se aplaza el BID

Por: Víctor Herrera / @vherreram

Claro que existe temor. Esta vez hasta el mundo económico se estremece por un evento ajeno a las actividades comerciales como ha sido siempre, pues se inició por la propagación de un virus: El Coronavirus. De hecho, las dos organizaciones financieras más importantes del mundo –junto con el BID– como son el Banco Mundial y el FMI ya habían decidido hacer virtual sus asambleas anuales próximas cancelando las presenciales que reunirían en Washington a 10 mil asistentes de 170 países. Ahora lo acaba de hacer el BID sobre su asamblea anual en Barranquilla.

Lo mas probable es que la haga en septiembre aquí, un mes antes de que se despida del organismo su presidente: el colombiano Luis Alberto Moreno

A la asamblea del BID se estima que en su momento arribarán 2.500 extranjeros que concentrarán sus actividades en el Centro de Convenciones Puerta de Oro. Y que trabajaran sobre asuntos importantes que tiene que ver con la Inclusión y la Sostenibilidad Ambiental entre otros. Y seguramente sobre las consecuencias económicas y sociales para los países a raíz de la guerra de los precios del petróleo que por estos días también azota al mundo.

El Ministerio de Salud, en unión con todos los secretarios de salud del país, han trazado unas políticas muy claras para la etapa de “Contención” del virus en toda Colombia. Esperemos que para ale momento de la asamblea las cosas hayan podido mejorar sustancialmente. Por lo pronto debemos tomar las debidas precauciones y cuidar especialmente a la población mayor.

En nuestro caso, lo importante no solo va a ser la eficiencia que demostremos para atender a los ejecutivos de alto nivel que llegarán de diversos lugares, sino lo que vendrá después de la asamblea del BID para Barranquilla.

En primera instancia la ciudad entrará en las grandes ligas del turismo de eventos. Ya tenemos un turismo de negocios que consigue que, de manera individual, los ejecutivos nos visiten por asuntos de comercio y permanezcan unos días, aunque no hemos alcanzado a tener las atracciones suficientes para que puedan permanecer más de dos noches en promedio. Con el turismo de eventos, acompañado de la apuesta del alcalde Jaime Pumarejo de convertir a Barranquilla en la primera “biodiversidad” del país y –más a largo plazo– la del bilingüismo en las escuelas públicas, vamos  a tener argumentos para ingresar al gran mundo de la “Industria sin Chimeneas” como se le conoce al turismo por ser un  gran generador de empleo y desarrollo hasta el punto de que muchos países, sobre todo de Europa y el Caribe, tienen como uno de sus principales recursos este renglón de la economía.

En efecto, el turismo de eventos genera ingresos y empleos en temas de transporte de todo tipo, alojamiento en varios formatos y escalas, alimentación en diversas modalidades, comercio de productos artesanales y típicos y servicios de guías turísticos y agencias de viaje, entre otros.

Sin lugar a dudas, estamos descubriendo un nuevo filón para la ciudad que nació con la construcción del Centro de Convenciones y la llegada de Corferias.  De hecho, acabamos de arrebatarle un primer gran evento a la legendaria Cartagena. Se trata del Congreso Nacional de Camacol, con más de 2.000 participantes, que por primera vez no se realizará en la heroica sino aquí. Eso es una proeza, entendiendo lo que significa el “Corralito de Piedra” en cuestión de eventos a nivel nacional e internacional. ¡¡Eso es como si el Junior le hubiera metido 5 a 0 al Flamengo en el primer partido de la Copa Libertadores…!!

Previous Article
Next Article

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

GECELCA

FEDEPALMA – CENIPALMA

PICO Y CÉDULA EN BARRANQUILLA

PICO Y CÉDULA EN SOLEDAD – ATLÁNTICO