Un total de 73 familias malamberas recibieron las escrituras de su vivienda

8 de junio de 2021Malambo

El alcalde Rumenigge Monsalve reiteró que uno de los compromisos de la administración municipal será entregar 5.000 títulos de propiedad durante el cuatrienio.

Un total de 73 familias del barrio San José, en el municipio de Malambo, recibieron de manos del alcalde Rumenigge Monsalve las escrituras que los acredita como propietarios de sus viviendas, después de más de tres décadas de espera.

Durante el acto de entrega, que contó con la presencia del coordinador regional Caribe de la Superintendencia de Notariado y Registro, Daniel Castro; el jefe asesor de la Oficina de Planeación, Peter Kepes, y la primera gestora social, Angélica Triana Álvarez, el burgomaestre afirmó que serán 5.000 titulaciones que, desde su administración, se están gestionando para los malamberos durante el cuatrienio.

“Estamos trabajando para la gente, entregándoles las escrituras de sus viviendas, haciendo visitas en los diferentes barrios para identificar a los futuros beneficiarios. Hoy son 73 familias que dejan de ser poseedores para convertirse en propietarios”, expresó el mandatario municipal.

Daniel Castro Ariza, coordinador regional de la Superintendencia de Notariado y Registro, se mostró complacido con la tarea que se desarrolla, bajo la firma de un convenio interadministrativo con la Alcaldía Municipal y la Gobernación del Atlántico para volver a Malambo una ciudad de propietarios.

El funcionario nacional destacó la importancia de que un predio esté legalmente constituido y registrado, y anunció que continuarán trabajando para que todas las familias en Malambo, de los diferentes barrios, tengan su titulación.

«No es lo mismo, lo que vale su casa con una escritura protocolaria, a lo que vale, ya legalmente registrada en la oficina de Registro de Instrumentos Públicos», reiteró Castro.

Anuar Castro, uno de los beneficiarios, recordó que llegó a vivir a este barrio cuando apenas tenía 4 años, 26 años después logró comprar su casa para mudarse con su mujer y su hijo; sin embargo, le preocupaba tener una casa con titulaciones protocolarias y no con registros legales.

“Afortunadamente hoy puedo tener mi casa propia, con titulación, por eso me siento muy feliz, porque esto me permitirá dejarle una herencia a mis hijos”, señaló el joven.

Nuris Ospino, quien lleva más de 30 años viviendo en el barrio, recibió su título de propiedad con mucha alegría y agradeció al alcalde Rumenigge Monsalve por cumplirle a ella y a las demás familias beneficiadas un sueño esperado por varias décadas.

Comentarios de Facebook
A %d blogueros les gusta esto: