Ventas por cerca de $60 millones de pesos, en Festival del Frito

25 de febrero de 2021Cartagena

Desde esta semana se inicia el pago del estímulo a los y las participantes, por $300.000 a cada uno de quienes tuvieron mesas virtuales.

El Festival del Frito Cartagenero, organizado por el Instituto de Patrimonio y Cultura de Cartagena, IPCC, no sólo sobrepasó las expectativas comerciales, sino que logró adaptarse a los nuevos tiempos y cumplir propósitos como los de mantener vigente una manifestación cultural gastronómica de gran arraigo popular y desarrollar prácticas amigables con el medio ambiente cumpliendo las normas de bioseguridad.

Tras cinco días de desarrollo del Festival, y de acuerdo con un consolidado parcial de ventas entre los y las 35 participantes que este año ofrecieron sus productos, en el período del lunes 15 al viernes 19 de febrero, se produjeron ventas por cerca de 60 millones de pesos.

El día de la apertura, nada más se comercializaron más de 7 millones de pesos en fritos. Las ventas, virtuales y directas, fueron en aumento. Al segundo día, martes 16 de febrero, se vendieron 9 millones 513 mil pesos. El viernes, los pedidos fueron mayores a los 10 millones de pesos. Mientras que el sábado fueron 9 millones 125 mil pesos.

“Finalizamos el Festival del Frito, felices. Felices por muchos motivos: por un lado, las matronas y las y los participantes se dieron cuenta de que el cambio que se dio este año fue positivo, aunque al principio había algunas prevenciones. Pero este nuevo uso de la tecnología para propiciar las ventas, las disparó. Gracias al apoyo de Supergiros se habían impreso 3.500 cajas que se agotaron de manera intempestiva y tuvimos que mandar a hacer más. También estamos felices porque nuestros patrocinadores se dieron cuenta de que vale la pena apostarle a la cultura e invertir en emprendimientos, como este caso, gastronómicos. También agradecemos a la ciudadanía que abrazó a este Festival como si hubiera sido presencial”, dijo en su balance la directora del IPCC, Saia Vergara.

Este año se diseñaron unas cajas especiales de cartón para los envíos de los pedidos que fueron un total éxito y, mediante las redes, los compradores manifestaron su acogida a esta iniciativa.

El IPCC puso a su disposición una página web para los pedidos en línea que dejará abierta permanentemente, a fin de que esta modalidad de venta continúe. Igual, las redes del Instituto estuvieron, antes y durante el Festival, promocionándolo contantemente para la dinamización de las ventas. Durante el Festival se produjeron 87 mil visitas a la página digital dispuesta por el IPCC para que los interesados hicieran sus pedidos.

Este año, las y los participantes, además de las ventas de sus productos, también manejaron el servicio de transporte de sus propios pedidos, lo que aumentó la rentabilidad de sus negocios. Se generaron recursos por 7 millones 300 mil pesos.

El IPCC tuvo un equipo de más de 22 personas que participó en el desarrollo de esta experiencia y que significó un reto y muchos aprendizajes que se pondrán en práctica para el próximo evento de este tipo como lo es el Festival del Dulce.

El Festival contó con el apoyo de la empresa privada para su realización, como las firmas Supergiros, Fedepalma, Proquicol y Recolis. También se contó con el DADIS que hizo las pruebas contra el Covid a los y las participantes y les dio talleres de correcta manipulación de alimentos.

Este año también por primera vez en más de 30 años del Festival se entrega un estímulo a los y las participantes por $300.000 a cada uno, que desde esta semana se empiezan a girar. Esto en virtud de la afectación al sector cultural por cuenta de la pandemia del coronavirus.

El IPCC rindió tributo, con esta versión virtual, a decenas de mujeres y hombres que con la venta del frito han sacado adelante a sus familias y, a la vez, preservado una tradición gastronómica ancestral.

Comentarios de Facebook
A %d blogueros les gusta esto: